Portal Político

Cambios en el OSFEM

Martha González

Hoy el Congreso sesionará en el Centro Ceremonial Otomí y allá culminarán el ya tan cantado sacrificio del auditor general, el titular del Órgano Superior de Fiscalización, OSFEM, Fernando Baz.

Desde el análisis de la Cuenta Pública del 2017, los diputados señalaron que el trabajo del OSFEM era deficiente, por decir lo menos y la bancada morenista fue muy enfática con la necesidad de reorganizar ese órgano. Lo primero era despedir al titular.

Ya ayer el presidente de la Junta de Coordinación Política, Maurilio Hernández, dijo que es una decisión tomada y que hoy mismo iniciarán el proceso para sustituirlo, cosa que no pasa de un día para el otro.

El proceso llevará un tiempo e incluya abrir una convocatoria en a que deberán establecer el perfil.

La cosa es que antes de empezar a definir quien podría ser y con qué perfil, estaría bueno que los legisladores decidieran qué quieren del OSFEM, cuáles deberían ser sus funciones, responsabilidades y alcances, porque aunque Fernando Baz es el responsable que da la cara, hay mucho más personal en ese órgano que necesita, al menos, ser reajustado.

Total, sea como fuere, a Fernando Baz le tocará pagar los platos rotos de un sistema de fiscalización que no funcionaba bien hace tiempo y no un par de años. Sólo esperemos no repetir los errores del pasado y que ahora si funcione bien desde el principio y esa responsabilidad será ahora proporcional al tamaño de las bancadas, de manera que le toca a Morena.

La segunda Alerta de Género

Ayer el gobierno del Estad de México anunció que entregó a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) el Informe de Cumplimiento a las recomendaciones que realizó el grupo de trabajo conformado para atender la solicitud de una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por Desaparición para los municipios de Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Ixtapaluca, Nezahualcóyotl, Toluca y Valle de Chalco.

Enumeran una serie de acciones y medidas, entre las que destaca la App Red Naranja, un número de teléfono gratuito para atender denuncias, asignación de recursos, el programa piloto de la Comisión Nacional de Búsqueda en Vida y la propuesta de ley de desaparición, entre otras.

Habrá que esperar a ver que ocurre con este asunto, pero lo cierto es que algunos especialistas señalan que una segunda alerta no resuelve el problema y sí trivializa las Alertas, además de que no se conoce antecedente de este mecanismo.

En todo caso, sería bueno empezar a ponerse metas que sean medibles, como una baja en la estadística.

Por lo pronto, aún hace falta trabajar en la cultura de los ciudadanos, porque, por ejemplo, los varones no aceptan la necesidad de que exista transporte público especial para mujeres. Ya hubo incluso un caso en que un hombre se subió por la fuerza, con el argumento de que tenía el mismo derecho que las mujeres. Nadie discute los derechos de los hombres, pues asegurarlos a las mujeres, no significa quitárselos a los hombres. Ahí está la equidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *