22 años de su declaratoria patrimonial

Cultura

El Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.

El 25 de marzo de 1998 el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) fue declarado Patrimonio Artístico de la Nación por tratarse de una obra arquitectónica de gran valor diseñada y construida por Juan O’Gorman y por haber sido el lugar de residencia de Diego Rivera y Frida Kahlo, artistas imprescindibles en el arte mexicano.

La historia de este recinto tiene como antecedente la primera casa funcionalista de 1929, construida por Juan O’Gorman y ubicada en San Ángel, al sur de la Ciudad de México. Al concluir este proyecto, el arquitecto presentó su trabajo a Diego Rivera, quien se interesó por el bajo costo y el sentido social de vivienda que proponía. De esta manera, encargó la realización de una casa-estudio para él y su esposa, Frida Kahlo.

El resultado fue la construcción de dos complejos arquitectónicos, comunicados entre sí por un puente. Estas edificaciones fueron habitadas por la pareja en 1934. En 1939 Frida Kahlo se mudó a la Casa Azul en Coyoacán, mientras Rivera continuó en San Ángel, donde pintó la mayor parte de su obra de caballete y proyectó su amplia obra mural.

Tras la muerte del pintor, ocurrida el 24 de noviembre de 1957, la casa de Rivera permaneció en manos de los herederos y posteriormente, gracias a la gestión del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, se logró la adquisición de los inmuebles para convertirlos en museo. De esta forma, fueron entregados al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura mediante Decreto Presidencial el 21 de abril de 1981. El 8 de diciembre de 1986, en el centenario del natalicio del pintor guanajuatense, abrió sus puertas el Museo Estudio Diego Rivera.

Forma original

Más tarde, entre 1995 y 1997, bajo la coordinación del propio Instituto, se inició un proyecto de restauración de los inmuebles, a los que se les habían añadido muros y cuerpos en función de los distintos usos que tuvieron, para restituirlos a su forma original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *