Portal Político

Congreso revuelto

Martha González

En el Congreso local los demonios andan sueltos y en este segundo año veremos el estira y afloja al máximo.

Hace unos días, el grupo parlamentario del PT perdió un diputado, mismo que se fue ni más ni menos que al PAN.

Luego el líder de la bancada y el del partido dijeron que personeros tricolores se habían acercado a los legisladores petistas con la intención de reventar la alianza de Morena con sus compañeros.

Ya luego Anuar Azar, líder de la bancada panista, dice que él no le hace el trabajo sucio al tricolor no pretende nada en contra de Morena.

La cosa es que no es el primer diputado que pierden los morenistas y seguramente seguirán los intentos por romper su mayoría.

Esas son las estrategias que siempre aplican los partidos -en particular el PRI es experto- para pelear en este tipo de asuntos, bien dicen que en la guerra y en el amor todo se vale.

Los que necesitan ponerse más alerta son los morenistas, trabajar más en sus estrategias y desarrollar oficio político.

Maurilio Hernández ha conseguido permanecer al frente del grupo parlamentario y es probable que al fin de este año, cuando pase la elección interna de su partido, habrá más calma y podrá tener mejor control de su bancada.

Mientras tanto, necesita jalar un poco las riendas dentro y fuera, o se le van a salir de control.

En el inicio del periodo, dio un discurso bastante duro, en el que acusó a sus compañeros diputados de retrasar el trabajo legislativo, luego de que el resto de los líderes parlamentarios dijeron desde tribuna que era menester ser más productivos.

Ese es el ejemplo claro de cómo se llevan al interior del Congreso las fuerzas políticas y de cómo algunos colmilludos le juegan al inocente, pero apuñalan por la espalda.

Buena voluntad

El presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en pedirle a los delincuentes que se porten bien, mientras que la violencia estalla por todas partes y la Guardia Nacional no termina por llegar a donde la necesitan.

No sobran los buenos deseos del Ejecutivo Federal, sin embargo, necesitamos mucho más que eso para frenar la violencia que no cede.

La lista de muertos crece todo el tiempo, junto con los territorios violentados y nada parece detenerlo.

Ests es una prioridad y ya no puede esperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *