Activistas y ciudadanos rescatan biblioteca de Tecomatlán en Tenancingo

Laura Velásquez

La comunidad de Tecomatlán en el municipio de Tenancingo fue una de las más afectadas por el sismo de septiembre del 2017, a dos años de los movimientos telúricos, en este sitio desde hace muchos años iniciaron con el proyecto de una biblioteca que resultó afectada por estos hechos, sin embargo, gracias al apoyo de activistas, pobladores y delegados este año decidieron retomarlo con el objetivo de convertirlo en un lugar activo que impulse actividades para niños, jóvenes y adultos en el que pretenden que se desarrollen actividades recreativas, de acceso a la información y difusión del conocimiento, indicó, Frida Tapia, Presidenta de la Asociación Civil Pequeños Castores Rescatadores.

La joven activista, precisó que la idea de retomar este proyecto surgió a petición de los pobladores y delegados, quienes mencionaron que desde hace muchos años existía una biblioteca que con el tiempo se dejó en desuso y con el sismo, se vio afectada, sin embargo, decidieron reactivar el proyecto y empezar de nuevo por ello, mediante donaciones de libros, material de papelería, libreros, mesas, sillas, equipo de cómputo y lo que les llegue al sitio, pretenden colocar este lugar como un espacio de cultura, donde además de impulsar el conocimiento, haya herramientas audiovisuales y brinden atención psicológica a los pequeños de la comunidad, quienes aún presentan secuelas por el fenómeno telúrico.

A favor de los habitantes

La activista mexiquense, destacó que esta biblioteca no solo favorecería a los habitantes de la comunidad de Tecomatlán, sino que recibiría a gente de Tenancingo y Malinalco, por la cercanía que posee. Confirmó que este espacio está ya avalado por profesionales en Arquitectura, por ello, la biblioteca se pondrá en marcha en la delegación de la comunidad.

Comentó que, por el momento los delegados de la localidad resguardan los libros, estands, equipos de cómputo, mesas, material y sillas que es han hecho llegar, además de que se encargan de brindar atención en el lugar para conservarlo, por lo que se han convertido en parte fundamental del proyecto, aseguró.

Para las personas que deseen colaborar con la causa pueden establecer contacto con la organización a través de redes sociales en los que se encuentran como Pequeños Castores Rescatadores o por correo electrónico que es pcastoresr. @gmail.com, además del restaurante Las Canastas en Tenancingo. Las donaciones serán hasta el 23 de noviembre y en el mes de diciembre prevén que ya esté la primera etapa lista. Posteriormente prevén ampliar el proyecto.

Faltan equipos

La activista, señaló que afortunadamente todo lo que han recibido les ayuda, no obstante, por el momento, hace falta equipos de cómputo, libreros y para que no sufra afectaciones por hechos naturales, probablemente material de construcción.

FOTO: telemundoarizona.com9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *