Alza del 40% en verificación de autos en el Valle de Toluca

Jocotitlán 

Laura Velásquez 

Jorge Rescala Pérez, secretario de Medio Ambiente del Estado de México, destacó que en el Valle de Toluca detectaron un alza del 30 al 40 por ciento de vehículos que pasaron por el trámite de verificación, lo que demuestra que cada vez más los propietarios de las unidades están comprometidos con esta obligación que en el Estado de México desde 1993 se decretó.

“Se verifican más menos alrededor de 6 millones de vehículos en las dos verificaciones que se tienen al año”, mencionó.

El titular de la dependencia estatal, señaló que aunque esta cifra es alta aún faltan cerca del 50 por ciento de los vehículos que circulan en la entidad por verificar, no obstante, es una obligación que poco a poco adopta la población y eso se traduce en el incremento al número de trámites.

Continuarán operativos 

Rescala Pérez, aseguró que continuarán los operativos en el Estado de México para detectar vehículos ostensiblemente contaminantes y sin verificar, ya que reiteró que esta acción no se trata de castigar al propietario del automóvil sino de crear y promover la cultura de la verificación ya que todos los que poseen un bien de este tipo deben cumplir con la normativa establecida en cuanto a la calidad del aire.

Aunque no emitió una cifra sobre los vehículos contaminantes que han sido sancionados por no cumplir con la verificación, mencionó que ante la falta de documentación que acredite que el auto cumple cada seis meses con esta obligación ambiental, los trasladan directamente al corralón.

Programa para reducir emisiones de contaminantes 

Recordó que el año pasado lanzaron el programa ProAire Estado de México 2018-2030 que se enfoca en la reducción de emisiones de los contaminantes criterio, en especial ozono y partículas suspendidas, de 10 y 2..5 micrómetros de diámetro aerodinámico, ya que son los que presentan una mayor abundancia en la entidad, así como efectos más adversos para la salud de la población.

Recordó que este programa estipula que en un plazo de 12 años se debe reducir o por lo menos, mantener cierta calidad de aire en la entidad esto a través de las trece medidas catalogadas en ocho estrategias en las que abordan aspectos relacionados a la salud humana, un uso más eficiente de la energía, sistemas más limpios para movilidad y transporte, así como la regulación del parque vehicular y el control de las emisiones. Incluyen también el fortalecimiento de las instituciones, de la educación ambiental y los mecanismos de participación social.

Reportes constantes 

Asimismo, para monitorear la calidad del aire en el Valle de Toluca ya se ubican las 13 estaciones de la Red Automática de Monitoreo Atmosférico (RAMA) para completar 20 en todo el Estado de México con las que se envían reportes constantes en la materia para detectar las fases de contaminación que se presentan en los espacios que está colocadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *