Ayuntamiento, empresarios e Iglesia buscan blindar a Toluca de manifestaciones violentas

El arzobispo de Toluca, consideró que las manifestaciones que suelen tornarse violentas es un reflejo de la cultura egoísta.

Karina Villanueva

El presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, consideró que las manifestaciones violentas y extremas, así como los actos vandálicos, que dijo se generan de las mismas, podrán inhibirse o minimizarse con la participación de la sociedad civil a través de los llamados “cordones humanos”, estrategia implementada en la Ciudad de México y con la cual dijo, se pretende reguardar el patrimonio, monumentos y fachadas del Centro Histórico de la capital mexiquense.

Al reunirse con integrantes del Patronato Pro Centro Histórico de Toluca, y el arzobispo de la nueva Provincia eclesiástica, Sánchez Gómez lamentó que la movilización del lunes 25 de noviembre en la ciudad capital con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, haya dejado “pintas” en la Plaza de los Mártires y en la Plaza González Arratia.

“Más que una acción policiaca, tendría que ser una acción de la propia ciudadanía defendiendo su patrimonio, se trata de hacer un llamado al respeto, el atentado a monumentos y edificios, no es sino un atentado contra el pueblo porque es el patrimonio de todos el que está en juego; todos estamos obligados a ser responsables, se hace un llamado al decoro”: Juan Rodolfo Sánchez Gómez, presidente municipal de Toluca.

El alcalde destacó que se requiere el apoyo de los empresarios y la integración de grupos ciudadanos que protejan fachadas de templos, edificios y monumentos históricos, pues precisó que, aunque no se opone a que los manifestantes ejerzan su derecho a expresarse, los mismos deben hacerlo sin atentar la paz y la tranquilidad de todos.

Policía del Centro Histórico

En este sentido señaló que el nuevo cuerpo de seguridad que se está formando permitirá poner en marcha la Policía del Centro Histórico, con la que se busca cubrir tres turnos de tal modo que las 24 horas de los 365 días del año Los Portales, pasajes y plazas principales estarán bajo vigilancia pie tierra y videocámaras.

Por su parte, el arzobispo de Toluca, Francisco Chavolla Ramos, aseveró que, la identidad del Centro Histórico no se encuentra en los edificios o monumentos, sino en la gente. Consideró que las manifestaciones que suelen tornarse violentas en la exigencia de determinadas demandas y/o denuncias es un reflejo de la cultura egoísta, individualista y ensimismada que impera en la actualidad.

Aseveró que, si bien la Iglesia no está de acuerdo con dichas formas de manifestación, su obligación es respetarlos. “Con dignidad y respeto exigimos que también respeten, todos son bienvenidos a Toluca, pero que respeten lo que somos y lo que tenemos”.

El arzobispo pidió al alcalde encabezar la unión de todas las instituciones que tiene Toluca “hacer un manifiesto donde converjan distintos actores en pro de la ciudad”.

Al respecto, Adolfo Ruiz Pérez, presidente del Patronato, reiteró su postura en desacuerdo con la forma de manifestarse.

“Reprobamos que las causas sociales se promuevan con violencia, descalificamos y protestamos por las acciones de violencia y abuso, este tipo de violencia es un mal síntoma social que solamente genera un ambiente de desorden”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *