Batalla contra el COVID- 19, desafío para los científicos

Toluca

Laura Velásquez

La batalla contra el virus del SARS-CoV-2 ha representado un mayor reto para toda la comunidad científica en comparación con amenazas previas, entre los desafíos más grandes se encuentran, la facilidad de propagación, los periodos de incubación de la enfermedad, el daño a diversos órganos y la falta de un tratamiento efectivo, afirmó, Norma Hernández, médico especialista.

Con el regreso a la nueva normalidad la susceptibilidad a adquirir la enfermedad si no se toman las recomendaciones de prevención, aumenta. La transmisión del virus se produce a través del contacto directo entre personas, al tocar superficies contaminadas y después llevar las manos a ojos, nariz o boca, y a través de gotas o aerosoles.

“Los aerosoles son aquellas gotas pequeñas expulsadas que viajan a través del aire cuando hablamos, exhalamos, tosemos o estornudamos. Se requieren aproximadamente mil partículas virales para infectarse y el contagio dependerá de la cantidad de tiempo que hayamos estado expuestos”, dijo.

Importancia de la sana distancia

Tras las medidas de prevención, destacó la importancia de mantener una distancia mínima de dos metros, ya que las gotas de saliva expulsadas pueden viajar hasta 6 metros antes de caer al suelo convirtiéndolas en la mayor amenaza de contagio, sobre todo en lugares poco ventilados o con presencia de aire acondicionado donde el riesgo es significativo.

 “El compromiso de disminuir los casos positivos es de todos, a través de acciones que van desde el lavado de manos, el uso correcto del cubrebocas y el distanciamiento social, hasta el rastreo de la enfermedad a través de la aplicación, a sospechosos y sus contactos, de pruebas RT- PCR que cuenten con la validación del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios”, consideró.

Probabilidad de contagio

Reafirmó que la probabilidad de contagio sin usar mascarillas aumenta en 90 por ciento, si dos personas en la misma habitación las utilizan y una de ellas es portador de SARS-CoV-2, el riesgo de adquirirlo se reduce hasta llegar a 1.5 por ciento. De ahí la importancia de siempre utilizar cubrebocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *