Canapat tuvo que someterse ante demandas de Tenería: OLN

El delegado de Canapat calificó como desgastante tener que aceptar este tipo de hechos.

Karina Villanueva

Ante la constante retención de autobuses y operadores de las diversas líneas de transporte público como Flecha Roja y TEO, por parte de los alumnos de la Escuela Normal Rural “Lázaro Cárdenas del Río”, los transportistas tuvieron que “someterse” a las demandas de los normalistas, afirmó el delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat), Odilón López Nava.

“A nosotros nos duele habernos arrodillado ante la delincuencia, porque hay un estado de derecho y unas leyes se tienen que cumplir. Estaban en riesgo las fuentes de empleo y nosotros nos encontrábamos en un momento de sometimiento y no hubo otra forma que la que hoy se conoce”.

Retiro de carpetas de investigación

Respecto a las críticas que ha recibido la Canapat por haber desistido y retirar las carpetas de investigación contra los normalistas en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), en especial la de Andrés “N”, (alumno denunciado por robo con agravante y lesiones calificadas), el delegado estatal afirmó que fue la única manera de lograr que los autobuses retenidos fueran devueltos, al igual que los operadores.

“Solamente así salió el delincuente (alumno de Tenería) de prisión, y así fueron liberadas las unidades”.

Señaló que, el hecho de que los autobuses sean retenidos, con o sin autorización, de cualquier manera, implica una merma económica para los transportistas, y aunque en la negociación entre la Secretaría General de Gobierno mexiquense, Canapat y los representantes de Tenería, se estipuló que los autobuses serán solicitados con anterioridad, López Nava lamentó que hay incertidumbre, pues afirmó “una cosa es lo que se dice, y otra lo que se hace”.

Autoridades los abandonaron

En este sentido López Nava lamentó que la Fiscalía General de la República (FGR) no se haya pronunciado al respecto y que no haya actuado, pese a los llamados constantes y reiterados de la Canapat.

“Partiendo de que la máxima autoridad en la materia nos abandonó, es una situación muy difícil. Nosotros no nos vamos a confiar, ante la situación que vivimos realmente, es muy complicado hacer un pronóstico, es muy peligroso negociar con delincuentes”.

El delegado de Canapat calificó como desgastante tener que aceptar este tipo de hechos, y aunque confió en que en el año 2020 la situación se estabilice, lamentó que los daños a los últimos 21 autobuses retenidos hayan corrido por parte de los mismos empresarios.

“No sabemos qué va a pasar en el futuro, después de lo que vimos. Todos confiamos en que va a haber un estado de derecho en el que se tiene que aplicar la legalidad; nosotros no sabemos qué va a pasar, hay que recordar que son terminales federales, nuestros autobuses tienen placa federal, es decir, autorizaciones y permisos federales, el plantel de Tenería es federal”: Odilón López Nava, delgado de la Canapat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *