Combate a violencia de género, rehén de la política

Se acuerdo con datos de la organización IDHEAS, las desapariciones de mujeres en el Estado de México aumentaron un 227 por ciento en los últimos tres años, en los municipios de Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Cuautitlán Izcalli.

Laura Velásquez

Todo instrumento, toda clase de medidas que al final tienen que ver con la intervención del ente público puede politizarse, porque actualmente, hay una configuración política diferente, ya que hay un gobierno federal que le ha restado importancia al tema de feminicidios y un gobierno estatal que lo exalta, así lo indicó, Rocío Álvarez Miranda, coordinadora Institucional de Equidad de Género de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), quien enfatizó que desde 31 de julio de 2015 que se declaró la Alerta de Género en 11 municipios mexiquenses, avanzaron en las medidas de prevención, sanción y ejecución de políticas públicas para atender el tema de feminicidio y de la desaparición de personas, sin embargo, son temas muy complejos y de carácter sociocultural que impulsan la generación de esta clase de violencias.

“Si vemos el catálogo de delitos que se generó desde la Secretaría de Seguridad, evidentemente vemos desaparecer el año pasado el delito de feminicidio como un tema grave y eso habla de las prioridades que tiene los gobiernos. Si el Estado de México ha sido un bastión priista lo vemos exaltar el tema del feminicidio porque además ha llevado el impulso de una primera alerta y de reclamar esta congruencia de seguir haciendo visible el tema del feminicidio”.

México se posiciona en el lugar 23 a nivel mundial en el tema de feminicidios, pero, datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESESP) revelan que el índice de feminicidios incrementó en el Estado de México en 13.4 por ciento y en este índice, se relacionan muchos casos con desapariciones, tanto así que, como un mandato a nivel internacional, en el país ha generado una Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, ésta comisión tiene su homólogo en el Estado de México que en 2018 crea la Comisión de Búsqueda de Personas (Cobupem) que nace a partir del quehacer que hace la propia fiscalía en esta materia, sin embargo, el feminicidio es un tema que repunta en cifras.

En el feminicidio, lo primero que acontece es el acto de desaparición, eso ha generado la realización de medidas para la búsqueda de personas desaparecidas en menores de edad, porque también hay un reporte en las cifras de feminicidio infantil, lamentó.

“La alerta de género es un mecanismo que ha permitido avanzar en las medidas de prevención, sanción y ejecución de políticas públicas que permiten atender el tema de feminicidio y de la desaparición de personas, sin embargo, como son temas muy complejos de carácter sociocultural los que impulsa la generación de esta clase de violencias, evidentemente una sola alerta y la falta de continuidad de las acciones, serían un elemento que no ayudaría, dado que es un cambio de mentalidades y de prácticas. Hacer un cambio de mentalidades y prácticas no es un asunto fácil, es un asunto sumamente complejo que con 2 o 3 años de alerta no se va a resolver tan fácilmente”.

Tema controversial

La experta en Equidad de Género e investigadora universitaria, mencionó que este tema es muy controversial porque por un lado se pide rendir cuentas acerca de los recursos ya ejercidos y de las acciones implementadas, pero quien lo pide carece de conocimientos del asunto pero también le resta importancia a otros niveles estratégicos para que se realicen funciones especiales enfocadas en la Alerta de Género para atender un problema “que no es una moda, sino un problema que realmente afecta nuestra calidad de vida, seguridad y derechos humanos”, puntualizó.

En estos temas, se requiere de personas especializadas en perspectiva de género, de atención a víctimas, primeros auxilios, ya que además de tener una formación integral y multi e intra disciplinar que permita verdaderamente atender el tema.

Además agregó que conocer no es asumir, pues desde la declaratoria en el Estado de México se emprendieron muchas capacitaciones y campañas de información, sin embargo, la gente no asume estos nuevos valores y perspectivas sociales que son esenciales para tomar conciencia sobre el tema.

“Eso significa que la gente que participe dentro de las medidas de estas alertas debe estar convencidos del tema y haber interiorizado esa serie de valores e ideologías que le dan un papel serio al feminicidio y les da la posibilidad real de interiorización. No es nada más una cuestión obligatoria o de conocimiento, sino que realmente se asuma con una camiseta de perspectiva de género”.

Antecedentes

Recordó que la Primera Alerta de Género que se intenta generar fue la de Ciudad Juárez en Chihuahua, después surge la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, producto de ese intento de medidas emergentes que son el antecedente de lo que se coloca como Declaratoria de Alerta de Género, posteriormente, el primer lugar donde se decreta fue en el Estado de México.

Álvarez Mirando aceptó que los procesos que actualmente se atienden no son fáciles, por lo que no se puede establecer aún si esta primera alerta fracasó o no, en este caso, aseguró que la actual registra avances que han sido parteaguas en el Estado de México por lo que en entidades como Veracruz y Michoacán que también tienen esta alerta, toman de ejemplo a la entidad mexiquense con la realización de buenas prácticas para explorar alternativas y aterrizarlas en sus territorios.

“El Estado de México, con todo y los resultados, ha sido bastión importante para poder generar nuevas prácticas en torno a la alerta de género en otros estados”.

Resaltó que en un plazo de tres años, sería un tiempo importante para saber qué resultados se generaron, por lo que para declarar una Segunda Alerta de Género prevé un ámbito de mucho debate, pues la perspectiva política influye mucho, ya que catalogan que hay un desconocimiento de lo que actualmente se ha hecho, sobre todo porque se sacarán a la luz temas de presupuestos, ya que las medidas dependen de los recursos económicos, los cuales, se debe distribuir de manera estratégica.

Además, agregó que es importante generar nuevas medidas e incluso una reforma ya que actualmente, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia han sido funcionales hasta cierto tiempo, pero las necesidades de los contextos también llevan a una importante necesidad de reforma, a un planteamiento más estricto sobre lo que tienen que retomar para dar obligatoriedad a las acciones.

Aumentan desapariciones en EdoMéx

Datos de la organización IDHEAS, dedicada a la defensa de derechos humanos, revela que las desapariciones de mujeres en el Estado de México aumentaron un 227 por ciento en los últimos tres años, principalmente en los municipios de Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Cuautitlán Izcalli, 5 de las 11 demarcaciones en las que se declaró hace casi cuatro años, la Alerta de Género.

El año pasado, a través de un informe que entregó la organización IDHEAS al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw), sitúa al territorio mexiquense con el mayor número de casos de mujeres desaparecidas en todo el país, con un total de mil 790 oficialmente registrados.

En este contexto, esta misma organización emitió en 2018 a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), un informe sobre las acciones para combatir la Alerta de Género y emitió una serie de recomendaciones, aunado a que entre ellas integraron la solicitud para que se declare una Segunda Alerta de Violencia de Género en el Estado de México aunado al llamado a autoridades mexiquenses para tomar acciones urgentes por desaparición.

Informe de cumplimiento

La semana pasada, el Gobierno del Estado de México entregó a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) el Informe de Cumplimiento en atención a las recomendaciones que realizó el grupo de trabajo conformado para atender la solicitud de una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por Desaparición para los municipios de Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Ixtapaluca, Nezahualcóyotl, Toluca y Valle de Chalco.

En este informe, el gobierno estatal emitió mediante un comunicado que el territorio mexiquense fue el primero a nivel nacional en asignar suficiencia presupuestal a su comisión de búsqueda de personas, por lo que cuenta con mayor número de personal e instalaciones propias, habilitó el número gratuito 01 800 2 16 03 61 con atención durante todo el año y las 24 horas, el Consejo Estatal para la Mujer y Bienestar Social (CEMyBS) implementó la Red Naranja, pusieron en marcha el programa piloto de la Comisión Nacional de Búsqueda el Programa Piloto de Búsqueda en Vida, con la entrega de kits de identificación biométrica que quedaron bajo el uso y resguardo de personal de Seguridad Pública además de que la Fiscalía mexiquense (FGJEM) implementó la página de denunciawww.edomex.gob.mx/sis/pgjem/sistema/msai0.asp.

Añadieron, la capacitación a servidores públicos de la Fiscalía y de la Comisión de Búsqueda de Personas en el Estado de México (Cobupem) en materia de perspectiva de género y derechos humanos, agregaron la presentación de la iniciativa de Ley en Materia de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares para el Estado Libre y Soberano de México, para armonizar los ordenamientos en materia de desaparición y búsqueda.

Además de los talleres y conferencias académicas en coordinación con el Poder Judicial, agregaron la creación de células de Policía de Búsqueda, la conformación de la Unidad de Análisis y Contexto de la FGJEM, implementación de estímulos económicos para hijas e hijos de madre o tutora desaparecida, víctima de feminicidio u homicidio doloso, y la firma de acuerdos para crear el protocolo Alba para la búsqueda inmediata de mujeres y niña.

Esperan resultados

La Vocal Ejecutiva del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEMyBS), Melisa Estefanía Vargas Camacho, mencionó que para este mes de mayo esperan los resultados del análisis de la respuesta que fue enviada al grupo de expertas de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) por parte del gobierno estatal, sin embargo, coincidió que cualquier alerta requiere de presupuesto para implementar acciones de fortalecimiento.

Comentó que esta segunda Alerta fue solicitada para 8 municipios de los 11 que se sitúan con la Declaratoria de Alerta de Género, pero están a la espera de la respuesta del diagnóstico que ya emitió el territorio estatal.

“La instrucción es muy clara, seguir trabajando para disminuir los índices de violencia y los índices de feminicidio en el Estado de México”, mencionó.

El estado debe responder

Por su parte, Ana Karen Vargas Esquivel, Titular de la Unidad de Igualdad de Género y Erradicación de Violencia de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), menciono que la violencia de Género, viola los derechos humanos y por ende, la dignidad humana, por ello, el Estado tiene que responder protegiendo las violaciones graves y medidas tan extremas que se ha tomado por la población en contra de las mujeres mexiquenses.

“El Estado establece que todas las autoridades en el ámbito de su competencia tienen la obligación para respetar, proteger y garantizar los derechos humanos y en consecuencia, el Estado tiene que prevenir, sancionar y reparar estas violaciones”.

Reconoció que la CODHEM en 2016 y 2017 pidió a los municipios dentro de la declaratoria de Alerta de Género un informe sobre la situación de los mismos en cuanto a violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes, acción a la que tuvieron respuesta y posteriormente, la Comisión de derechos humanos acudió a la verificación de estas acciones de manera física, en donde los resultados se dirigieron a la mesa de seguimiento, por lo que están a la espera de los resultados para la implementación de acciones para erradicar, prevenir, eliminar y sancionar la violencia de género.

Recordó que en octubre del 2018, el ombudsperson, Jorge Olvera García emitió al Gobierno estatal la recomendación general 1/2018 en la que se verifican aspectos de igualdad y derechos humanos, primordialmente.

“Desde las autoridades debe haber una visión objetiva, así como tenemos una visión crítica, de lo que sí ha funcionado y de que sí ha sido una buena práctica y que no todo ha sido negativo”: Rocío Álvarez Miranda, coordinadora Institucional de Equidad de Género de la UAEMéx.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *