Corrupción, crece la percepción. Cero confianza en instituciones

En 2017 de acuerdo con la ENCIG, el costo total a consecuencia de corrupción fue de 7 mil 218 millones de pesos, lo que equivale a 2 mil 273 pesos promedio por persona afectada.

Karina Villanueva

Políticos, gobernantes, policías, “mordidas”, delincuencia e impunidad, son los conceptos que la ciudadanía asocia de manera inmediata cuando escuchan la palabra “corrupción”.

El Estado de México es considerado uno de los más corruptos del país, así lo demuestran las últimas cifras reveladas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a través de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), misma que revela que la percepción de corrupción en la entidad, aumentó de 89.8 por ciento a 93.4 por ciento de 2015 a 2017.

En territorio mexiquense se contabilizan 15 mil 901 víctimas de corrupción por cada 100 mil habitantes, la prevalencia en casos de corrupción coloca en primer lugar el contacto con autoridades de seguridad pública (60 mil 20); le siguen trámites ante el Ministerio Público (49 mil 249), y trámites municipales (35 mil 533).

Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción

En contraste, es el primer estado del país en alinearse a las políticas públicas federales al conformar el Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción (SEMA). Según el artículo tercero de la Ley del Sistema Anticorrupción del Estado de México y Municipios, el SEMA, tiene por objeto establecer principios, bases generales, políticas públicas y procedimientos para la coordinación entre las autoridades del Estado de México y sus Municipios, en materia deprevención, detección y sanción de faltas administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos, transparencia y rendición de cuentas, en congruencia con el Sistema Nacional Anticorrupción.

El Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción, se integra por:

  • Los integrantes del Comité Coordinador.
  • El Comité de Participación Ciudadana (CPC)
  • El Comité Rector del Sistema Estatal de Fiscalización.
  • Los Sistemas Municipales Anticorrupción.

El 16 de marzo de 2017 se publicó la Ley del Sistema Anticorrupción del Estado de México y Municipios, mientras que el 20 de octubre del mismo año se llevó a cabo el nombramiento de los integrantes del Comité de Participación Ciudadana.

“Se requiere generar confianza en la ciudadanía para que los actos de corrupción sean denunciados, investigados y sancionados”, afirmaba en julio de 2017, el fiscal general de Justicia en la entidad, Alejandro Gómez Sánchez, en la toma de protesta de José de la Luz Viñas como fiscal especializado en combate a la corrupción.

Desconfianza y desconocimiento

Sin embargo, la percepción generalizada es de desconfianza respecto al tema, e incluso la mayoría de la población no sabe de la existencia del Sistema Anticorrupción del Estado de México y municipios. Según los expertos el reto principal del Sistema es dotar de certeza a la población sancionando y castigando a quienes realizan actos de corrupción.

Solo 41 municipios han cumplido

En enero del presente año, el Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción, presentó un decálogo de acciones a realizar para fortalecer el sistema, entre ellos resaltó la difusión para la conformación de los Sistemas Municipales Anticorrupción.

Palmira Tapia Palacios, presidenta de dicho organismo, señaló que a nivel nacional solamente Sinaloa y el Estado de México tienen dicha figura, por lo que hay una enorme expectativa para saber cómo funcionan dichas instancias ciudadanas a nivel municipal. Resaltó que estas figuras municipales son fundamentales en el combate a la corrupción, por lo que se tiene que generar un trabajo que brinde las facultades que tienen estos comités, principalmente en materia de fiscalización y control de recursos públicos.

A pesar de las buenas intenciones, a la fecha solo 41 de los 125 municipios mexiquenses han cumplido con la normatividad en la instalación del Comité Municipal Anticorrupción, siendo Naucalpan el más reciente en acatar dicha medida, el primero de los municipios en implementar dicha figura fue Metepec.

Sin avance en EdoMéx

Al respecto, Miguel Ángel Bedoya Santos, investigador de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), consideró que no hay avances ni resultados sobre la percepción ciudadana en temas de combate a la corrupción, por el contrario, alertó, se ha incrementado hasta en un 92 por ciento.

Detalló que según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la ciudadanía cree que los policías son los más corruptos con el 91%; el 61% de ciudadanos creen que hay actos de corrupción y el 14% de ellos dijo haber estado inmerso en estos casos.

Aseveró que el SEMA es un “monstruo de siete cabezas” cuyo problema radica en que no hay coordinación entre los titulares de las mismas. Ello dijo, no permite el avance en la rendición de cuentas y la transparencia.

“No ha permitido que estos “elefantes blancos”, es decir, los aparatos burocráticos, den certeza y resultados a la ciudadanía, e incluso no sé si es viable continuar con su creación y con el gasto que se está ejerciendo porque al fin y al cabo son un Comité Coordinador que no está coordinando a las entidades que lo conforman”.

Dijo que es urgente una mayor coordinación entre todas las instancias, así como una actuación optima, imparcial y efectiva.

Corrupción, antes que desempleo y pobreza

Otra encuesta, la de Impacto Gubernamental, coloca a la corrupción en segundo lugar de los problemas más importantes para los mexicanos, solo después de la inseguridad y antes que el desempleo y la pobreza.

IPC de Transparencia Internacional

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional (transparency.org) clasifica a 180 países y territorios según las percepciones de expertos y empresarios sobre el nivel de corrupción en el sector público, emplea una escala de cero a 100, en la cual cero equivale a muy corrupto y 100 a muy transparente.

La última medición ubica a México en el lugar 135, con 29 puntos de 100 posibles. Asimismo, revela que en el lapso de cinco años la percepción ha empeorado.

Todos pueden caer en actos de corrupción

La tendencia en el tema de la corrupción es señalar a políticos, gobernantes, servidores públicos y policías; sin embargo, los especialistas afirman que cualquier persona puede incurrir en estos actos.

Así lo explicó, Eduardo Garduño Campa, profesor e investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx). “El acto de corrupción lo cometemos todos los días, cualquier persona puede cometer un acto de corrupción por mínimo que sea, lo que no significa que la corrupción sea un hábito de vida, es decir, corrupto es el que vive de la corrupción, el que corrompe, el que viola la ley”.

Asimismo, consideró que un acto de corrupción no se justifica bajo ningún motivo.

En este sentido, Javier Vargas Zempoaltecatl, secretario de la Contraloría en el Estado de México ha insistido en señalar que en la gestión actual habrá cero tolerancia a la corrupción, y que erradicar estas prácticas no es tarea exclusiva del Gobierno sino de toda la sociedad.

Los costos de la corrupción

En 2017 (levantamiento de la ENCIG) el costo total a consecuencia de corrupción en la realización de pagos, tramites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con autoridades fue de 7 mil 218 millones de pesos, lo que equivale a 2 mil 273 pesos promedio por persona afectada. El costo a consecuencia de corrupción en el contacto con autoridades de seguridad pública fue de mil 377 millones de pesos, lo que representó 861 pesos promedio por persona afectada. Por otra parte, el costo por corrupción en la realización de trámites vehiculares fue de 543 millones de pesos, lo que equivale a 622 pesos promedio por persona afectada.

La tasa de población que tuvo contacto con algún servidor público y experimentó al menos un acto de corrupción fue de 14 mil 635, por cada 100 mil habitantes a nivel nacional.

Corrupción, difícil de medir

Gilberto Sauza Martínez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en el Valle de Toluca, afirmó que la percepción que tiene la ciudadanía de la corrupción es variable y difícil de medir, aunque explicó esta puede ser cuantificada en tres puntos.

“La primera percepción que se tiene es la observación, esa tiene un alto porcentaje; después viene la percepción por conocimiento, es decir, conoces a alguien que ha sido corrupto o ha participado en actos de corrupción, esta disminuye considerablemente; y si nos vamos a la última fase, que es si te ha sucedido a ti, la percepción disminuye todavía mucho más”.

En este sentido consideró como fundamental que los actos de corrupción sean denunciados para definir de forma concreta los casos y estadísticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *