Crean manos de personas con discapacidad bouquets de rosas para este 10 de mayo

En el programa de Rehabilitación Laboral realizan el taller de Bouquets de Rosas que consiste en arreglos florales dentro de cajas cuadradas.

Laura Velásquez

Con sus propias manos, 6 personas entre ellos, jóvenes y adultos, algunos con la supervisión y ayuda de sus familiares dan forma a Bouquets de Rosas que este 10 de mayo recibirán algunas mamás, esto a través del taller que productivo que es parte del Programa de Rehabilitación Laboral CREE en Mí, el cual, impulsan en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México (DIFEM) junto con la Secretaría del Trabajo para vincular a las personas con discapacidad con el mundo laboral o el autoempleo.

Enrique tiene 25 años y tiene discapacidad motriz, pero esto no lo limita pues es parte del equipo que desde esta semana comenzó a elaborar los Bouquets de Rosas, los cuales, platicó que son laboriosos, pero les quedaron “muy bonitos”, ya que entre todos cumplieron con la entrega del primer pedido, en los que incluyeron todos los colores de rosas que les encargaron.

En las instalaciones del Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), María Teresa Sánchez Gómez, Jefa de Valoración y Tratamiento del CREE en Toluca, platicó que todas las personas que tienen alguna discapacidad también tienen derecho a algún trabajo y en el mundo se tiene que abrir a la experiencia, para que haya inclusión, por ello, consideró necesario que el empleador conozca cómo trabajar con una persona con discapacidad y sepan que le dan la oportunidad a estas personas para incorporarse al mundo del empleo con un trabajo digno y remunerado, mencionó.

Rehabilitación Laboral

Platicó que en el programa de Rehabilitación Laboral para esta temporada del 10 de Mayo, realizan el taller de Realización de Bouquets de Rosas, el cual, consiste en arreglos florales dentro de cajas cuadradas con el interior lleno de rosas que son producidas por floricultores del Estado de México, estas obras, las realizan chicos con discapacidad intelectual y motora auditiva o visual.

En el taller, la doctora precisó que los chicos durante esta semana realizaron los bouquets que fueron encargados mediante pedido que les hicieron con anterioridad a través del DIFEM y ellos, mismos fungen como el vínculo para los mismos.

Los recursos recaudados durante este taller que se generan a través de esta venta sirven para pagar los insumos que se adquirieron, se les paga a los chicos que trabajan en este taller productivo y se queda un pequeño fondo para la materia prima que utilizarán en el siguiente taller, resaltó.

Sánchez Gómez precisó que las cajas de color negro con rosa roja y caja blanca con flores color naranja son las que más les pidieron para la temporada, por lo que este taller ayuda a que los chicos reciban capacitación para algo que si a ellos les gusta lo pueden aplicar para obtener recursos y a su vez, reciben la felicitación del comprador.

Función del CREE

Recordó que el CREE es un espacio que atiende a personas con discapacidad temporal, la cual, con la rehabilitación se recuperan en su función y no tienen secuelas o atienden a personas que pueden quedar con alguna discapacidad porque muestran una secuela en su funcionalidad, por lo que una vez que les aplican el proceso de rehabilitación física pasan con médicos especialistas, reciben terapia física u ocupacional, siguen con talleres de ortopedia, trabajo social, dental, odontopediatría y medicina interna que son servicios de apoyo a la rehabilitación.

Una vez que concluyen este proceso, miden la funcionalidad de los pacientes ya que hoy en día, “la discapacidad se evalúa de acuerdo a lo que quedó y que puede hacer”, y cuando el paciente es mayor de edad o estaba en edad laboral cuando sufrió de la discapacidad, a través de los talleres productivos  los conectan a tres situaciones: Ingresan para conocer el mundo del trabajo, son evaluados en su funcionalidad y de acuerdo a esto, los envían a la Secretaría del Trabajo para evaluarlos y conocer si son aptos para un taller productivo, que se imparte en el CREE.

“Dependiendo de la funcionalidad tenemos que ver si la persona se perfila para el empleo formal, el autoempleo para taller protegido”, resaltó.

Oportunidades

Estas oportunidades le van a permitir regresar al mundo del trabajo e incluirse, ya sea en alguna empresa, oficina, oficio o autoemplearse dependiendo de la discapacidad, la cual, hace que por su condición no puedan entrar a un empleo formal, por esto, existen los talleres productivos que también puede ser un taller protegido para que los pacientes los puedan replicar con alguna amistad o con sus familias o emprender bajo el acompañamiento de su familiar, quien en esta última modalidad de taller también a aprender la labor, todo bajo la capacitación de la Secretaría del Trabajo.

“Somos un taller de transición para el empleo formal y somos un taller de capacitación para el autoempleo o para el taller protegido”, mencionó.

“Cada colocación implica un esfuerzo para ellos, eso es lo que lo hace único y diferente. Este es un regalo aún más especial para las mamás, es un regalo con sentido pues los hacen personas con discapacidad”: María Teresa Sánchez Gómez, Jefa de Valoración y Tratamiento del CREE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *