Cuestionamientos cuestionables

Martha González

Hoy retomamos las comparecencias de funcionarios por la Glosa del Segundo Informe de Gobierno, mismas que todavía tendrán una jornada más la semana que viene, el martes.

Por lo pronto, hoy le toca en el Pleno a Erick Sevilla, de Desarrollo Social; Rafael Díaz Leal de Obra Pública y el Contralor Javier Vargas en Comisiones.

En materia de Desarrollo Social hay buenas noticias, con los avances que señaló el Coneval en combate a la pobreza y la mejoría de algunos indicadores, que ya el gobierno mexiquense se encargó de cacarear. Además, el programa Salario Rosa ha sido incluso reconocido por la ONU.

De todos modos, seguramente los cuestionamientos serán hacia ese programa, porque está visto que los diputados no se prepararon ni medianamente, por segundo año consecutivo, para este ejercicio.

Lo cierto es que dejan mucho qué desear, con cuestionamientos que no corresponden al funcionario que comparece o al nivel de gobierno estatal.

Es muy lamentable ver que a los legisladores no les merece la suficiente importancia la Glosa, que por primera vez en años obliga a dar la cara a la mayoría del gabinete estatal y todo resulta un fiasco, porque no saben qué hace cada funcionario ni lo que deberían reclamarles.

Si lo tomaran en serio, se prepararían, no solo en lo individual, sino cada grupo parlamentario, pero pareciera que todo se hace sobre las rodillas, sin una estrategia clara o un plan de acción derivado de algún análisis.

Todavía le quedan algunos días a este proceso y esperamos que por fin los diputados se pongan las pilas y responsan a las expectativas de los ciudadanos, que son a quienes se deben.

Programas que dejan huella

Hoy el gobernador Alfredo del Mazo presentó una iniciativa muy interesante, esta de las llamadas Caravanas por la Justicia Cotidiana –quien sabe de donde sale el nombre, pero eso no es lo importante-.

El caso es que se trata de llevar a las comunidades, a los pueblos, a todos los municipios, la posibilidad de resolver más de 40 trámites en la cercanía de su hogar y, esperemos, de manera sencilla.

El impacto positivo que esto puede tener es tremendo, porque uno ni se imagina la cantidad de cosas que los ciudadanos tienen sin resolver por uno o dos trámites simples.

Así las cosas, este es un gran programa, uno de esos aciertos que pueden dejar huella y hacer un cambio real.

Solo esperamos que toso funcione como el gobernador –y los ciudadanos- lo esperamos, porque en este gobierno, más que nunca, ha quedado claro que luego las políticas públicos y los programas son muy buenos en la teoría, pero la burocracia termina por echarlos a perder a la hora de la aplicación en la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *