De Fiesta en Tenería

Martha González

La Normal Rural Lázaro Cárdenas del Río, mejor conocida como Tenería, cumplirá 92 años pronto y piensa celebrar a lo grande con un tremendo baile gratuito.

En el cartel mencionan artistas como Lenin Ramírez, y las bandas Exterminador, Bucanera y Codiciado.

Lo que no entendemos es de dónde pudieron sacar los recursos para semejante festejo, si se supone que apenas tienen para sobrevivir.

Será que entre sus negociaciones con el gobierno federal consiguieron que también les financiaran la fiesta de aniversario.

Hace unos días estábamos muy contentos porque parecía que por primera vez en varias décadas un gobierno estatal parecía en disposición de ponerle el alto a los estudiantes de la Normal. Y es que ya casi tradicionalmente grupos de estudiantes de esta normal rural se prestan para apoyar a grupos de manifestantes de todo tipo, casi siempre de origen de izquierda y normalmente a cambio de apoyo económico.

Lo peor es que hacen toda suerte de destrozos en Toluca sin que alguien intervenga para detenerlos.

Así, han marchado con las FAOS, por ejemplo, que son agrupaciones de comerciantes irregulares, de esos que toman las calles y se adueñan de ellos.

En fin que, además de manifestarse, causar daños en la ciudad y atracar comercios a su paso, secuestran camiones de transporte público que luego se quedan en su poder el tiempo que les da la gana, junto con los choferes.

Las pérdidas para los transportistas son enormes y para la sociedad en general, pero nadie responde por eso.

Así las cosas, cuando el gobierno mexiquense empezó a prever las manifestaciones con cerco policial y con desalojo de instalaciones para minimizar el impacto, desalentaron a los chicos, que decidieron que era mejor evitar un choque.

No hubo destrozos, ni vandalismo, ni nada. Prefirieron replegarse a las orillas de la ciudad y al día siguiente liberaron el paso en la caseta de El Dorado, sin hacer mayores desmanes.

Luego citaron a la prensa a una conferencia donde supuestamente iban a explicar su postura, para defenderse de lo que ellos llamaban ataques mediáticos -nosotros le llamamos informar- por las publicaciones en las que señalábamos los daños por secuestros de autobuses y choferes, que ya eran casi cien.

Ahí demostraron que se sienten por encima de la ley, porque dicen que tienen sus propias reglas.

Mostraron además que no están dispuestos a encontrar nuevos mecanismos de negociación que alejen los conflictos de las calles y de los ciudadanos. Quedaba clara la necesidad de poner orden ahí.

Lo malo fue que luego el gobierno federal decidió intervenir en las negociaciones y fue donde “la puerca torció el rabo”.

Les entregaron las plazas que peleaban, les dieron prerrogativas, becas y de todo, al parecer hasta para la fiesta.

Lástima que la Normal está muy cercana al Palacio de Gobierno mexiquense y no a Palacio Nacional. ¿No cree usted?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *