Desventajas en el Buen Fin para fabricantes ante las cadenas comerciales

Rediseñarla para que pequeños productores y comercializadores tengan la oportunidad de participar.

María Teresa Pérez

Los productores y fabricantes enfrentan condiciones desventajosas frente a las cadenas comerciales, durante el Buen Fin, pues les exigen grandes descuentos en la mercancía, informó la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM).

Francisco Cuevas Dobarganes, director general de la agrupación explicó que aunque esta campaña comercial pretende reactivar la economía poco antes de la temporada decembrina, persisten prácticas abusivas por parte de grandes cadenas comerciales.

Durante el Buen Fin, muchos fabricantes pueden perder sus canales de distribución si no ofrecen los descuentos que les obligan a dar y se ponen en aprietos en sus planes de producción y logística, pues en corto tiempo deben de producir, entregar y financiar grandes cantidades de mercancía.

Durante el fin de semana se espera que las ventas incrementen desde el 70 hasta el 200 por ciento, en comparación con un fin de semana normal.

Disminución en las ventas

Sin embargo, las ventas podrían ser de entre un 15 y 20 por ciento menos que el año pasado, debido a la desaceleración económica que enfrenta el país. Y los más afectados serán las industrias de bienes duraderos como autos línea blanca y electrodomésticos.

Francisco Cuevas planteó rediseñar esta estrategia comercial para el próximo año, con la finalidad de que los descuentos sean otorgados tanto por los fabricantes y las cadenas comerciales, y los pequeños productores y comercializadores tengan la oportunidad de participar, en condiciones menos desventajosas y se limite la capacidad de endeudamiento en función de los ingresos de las familias.

Operan de manera abusiva

El director dijo que, adicionalmente, las instituciones financieras, también operan de manera abusiva, ya que suelen ofrecer promociones a meses sin intereses, aumento de líneas de crédito o hasta reembolsos en puntos, que terminan por ahogar a los consumidores al ver rebasada su capacidad de pago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *