Deudas municipales en riesgo de crecer este año

Reportaje

Los municipios más endeudados son: Naucalpan, Ecatepec, Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla, Huixquilucan, Coacalco e Ixtapaluca.

Adriana Carbajal

Aunque a nivel nacional -de acuerdo a estudios y mediciones hechas por dependencias federales- las deudas adquiridas por los municipios en el Estado de México no se ubican dentro de los rangos más elevados del país, el panorama para este año se percibe adverso, lo que significa que este en 2020 podrían intentar contratar nuevos créditos. Tan solo 56 de las 125 demarcaciones deben mil 353 millones de pesos.

A unos días que concluyera el 2019, los diputados mexiquenses aprobaron una iniciativa del gobierno estatal, para autorizar que este 2020 los municipios puedan gestionar créditos hasta por mil 373 millones de pesos, que deben ser cubiertos en las actuales administraciones, pues se descontarían de las aportaciones del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).

Las autorizaciones serían hasta por el 25% de ese fondo y los principales montos corresponden a Ecatepec, con casi 75 millones; Chimalhuacán, con 50 millones de pesos; cerca de 47 millones de pesos; San José del Rincón así como la capital mexiquense con al menos 42 millones de pesos.

Asimismo, Nezahualcóyotl, uno de los municipios más grandes podría contratar 42 millones; Naucalpan 30 millones de pesos; Ixtapaluca, 32 millones de pesos; Ixtlahuaca, 31 millones de pesos; Chalco, 30 millones de pesos y Villa Victoria 27 millones de pesos.

Destino de recursos

Dentro de la aprobación se precisa que estos recursos podrán destinarse solamente a obras, acciones sociales básicas e inversiones relacionadas con agua potable, alcantarillado, drenaje y letrinas, urbanización, electrificación rural y de colonias pobres, infraestructura básica del sector salud y educativo, lo mismo que el mejoramiento de vivienda y mantenimiento de infraestructura para población en rezago social y pobreza extrema.

Aunque si el ayuntamiento decida atender la aprobación de los legisladores, deberá contar con la autorización del cabildo y podrá contratar los créditos a más tardar el 20 de septiembre de 2020, aunque el adeudo tendrá que ser cubierto antes del 31 de diciembre de 2021 que concluyan sus gestiones.

Las demarcaciones también tendrán posibilidades de negociar con el banco y autorizar al gobierno estatal el pago que considere 25% el derecho y los ingresos que les correspondan por concepto del FAIS Municipal

Comprometidas las participaciones

Aún y cuando el gobierno estatal planteó esta iniciativa, misma que fue avalada en la Legislatura para así apoyar la situación financiera de los municipios, de acuerdo al último informe de la Cuenta Pública 2018, se detectó que 82 ayuntamientos tenían una situación complicada respecto de sus deudas, por considerar que está por encima de lo que reciben como participaciones.

Conforme al Reporte Trimestral Sobre La Deuda de las Entidades Federativas y los Municipios, correspondiente al segundo trimestre del 2019, la deuda de los municipios como proporción de sus participaciones creció en 1.0 puntos porcentuales (pp) respecto del mismo trimestre del año anterior.

Municipios más endeudados

De acuerdo a este reporte, los municipios mexiquenses más endeudados son: Naucalpan, que debe 922 millones de pesos; Ecatepec 905 millones de pesos; Atizapán de Zaragoza, 446 millones de pesos; Tlalnepantla, 432 millones de pesos; Huixquilucan, 414 millones de pesos; Coacalco 337 millones de pesos e Ixtapaluca 320 millones de pesos.

El 46.8% de las obligaciones financieras de los municipios se contrataron con la banca de desarrollo y el 45.3% con la banca múltiple, mientras que el 3.1% corresponde a emisiones bursátiles y el 4.8% a fideicomisos.

Advertencias

Además de que 82 ayuntamientos tenían una situación complicada y superaban el límite de la deuda autorizada, poco más del 65% de las administraciones pasadas tenían endeudamientos superiores al 40% de sus ingresos ordinarios y violaban la Ley de Ingresos Municipal.

Ante ese panorama, el Órgano Superior de Fiscalización del estado de México (OSFEM) advirtió que en los últimos años los ayuntamientos no habían tenido cuidado en la contratación de créditos y no tenían una buena recaudación, contrario a su dependencia de por recursos estatales y federales.

Los pasivos de los municipios pasaron de más de 15 mil millones, a más de 18 mil millones de pesos.

El legislador morenista Tanech Sánchez Ángeles, presidente de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización, reconoció que son pocos los municipios que tienen una calificación aprobatoria y afirmó que más 100 tienen muchas irregularidades en términos de transparencia en sus finanzas.

Tras revisar el informe de la Cuenta Pública del 2018 y a unos días que concluyera el 2019, dio a conocer que municipios como Ecatepec, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, presentaban problemas con su situación financiera, obra pública, sus organismos de agua y los sistemas municipales DIF.

Azucena Cisneros, también legisladora de Morena, advirtió que al menos 52 municipios que en administraciones pasadas no gobernaba Morena, había quebrantos y poco margen de maniobra para solventar rezagos y afrontar la demanda de servicios públicos de los ciudadanos, por lo que eran indispensables alternativas que garantizaran su viabilidad financiera.

Tan solo en el caso de Ecatepec, sostuvo, la deuda pública se duplicó en los últimos 10 años, a partir de la presidencia municipal del también ex gobernador y hoy senador Eruviel Ávila Villegas.

Declaró que las deudas municipales pasaron de 15 mil 700 millones a 18 mil 600 millones de pesos tan sólo del 2015 a 2017, pese a que el artículo 46 de la Ley de Fiscalización establece que los ayuntamientos sólo pueden aumentarlas en 15%.

Es importante recordar que hace unos días la Legislatura mexiquense reprobó las Cuentas Públicas 2018 (el último año de las administraciones salientes) de 13 ayuntamientos, debido a que fueron los montos de observaciones más elevados y no cumplieron con tres indicadores financieros o de desempeño, además de que entregaron de forma extemporánea su información financiera al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM).

Entre los reprobados se encuentran Ecatepec y Chimalhuacán, así como Almoloya de Juárez, Amanalco, Atenco, Capulhuac, Otzoloapan, San Simón de Guerrero, Temascalcingo, Tianguistenco, Zacualpan y Zumpahuacán.

Dependencia federal

Hace unos días Rodrigo Jarque Lira, secretario de Finanzas en el Estado de México, calificó como ineficaz la recaudación de los municipios, ya que su potencial es de 18 mil millones de pesos, no obstante, solo alcanzan 5 mil millones.

Es así que dio a conocer que se pierden 12 mil millones de pesos que podrían utilizar para atender distintas demandas.

Indicó que los municipios mexiquenses tienen un mal desempeño, pues mientras que en la Ciudad de México, en términos per cápita recaudan 3 mil 500 por persona, en la entidad sólo 300 pesos.

Edgar Olvera, legislador mexiquense del PAN lamentó que en México, a partir del cambio de partido en el gobierno, esté desapareciendo el federalismo, para transitar al centralismo, aunque también lamentó que los municipios sigan dependiendo en gran parte de los recursos federales.

A pesar de estas consideraciones, el panorama para los municipios en el año 2020 podría ser complicado, pues tendrán menos recursos de los que recibieron en 2019.

Tan solo para Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal (FEFOM) se propusieron asignar 2 mil 500 millones a los ayuntamientos, en lugar de los 4 mil que para el 2019 fueron asignados, de los que hubo quejas, por considerar que las reglas de operación y requisitos eran complicados.

Conforme al portal mexiquense “Marcaje Legislativo”, el monto previsto para los municipios por concepto de ingresos estatales y federales para este se estiman en 28 mil 764.2 millones de pesos, pudiendo modificarse de conformidad con el monto de la ingresos que se recauden, aunque ello significa una cantidad inferior a la programada este año, con 29 mil 94.3 millones de pesos.

Estos recursos son la principal entrada de los municipios, en algunos casos representan más de 95% de su presupuesto, pues sus ingresos por cobro de impuestos y derechos es muy baja, y varios de ellos ya no tienen capacidad de endeudamiento.

El dinero proviene del Fondo General de Participaciones, el Fondo de Fomento Municipal, así como de lo que recauda el gobierno federal y el estatal de Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios, el Impuesto sobre Automóviles Nuevos, el Fondo de Compensación del ISAN, el Fondo de Fiscalización y Recaudación, Gasolinas, el Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos, el Impuesto Sobre la Adquisición de Vehículos Automotores Usados, el Impuesto sobre Loterías, Rifas, Sorteos, Concursos y Juegos Permitidos con Cruce de Apuestas y el Impuesto a la Venta Final de Bebidas con Contenido Alcohólico.

Para cada partida hay reglas de distribución que en su gran mayoría toman en cuenta el factor poblacional, por lo cual siempre los más beneficiados son los más grandes, como es el caso de Ecatepec que tendrá oportunidad de recibir 2 mil 400.2 millones, Naucalpan mil 881.8, Nezahualcóyotl mil 357.7, Tlalnepantla mil 758.4 y Toluca mil 462.2 millones de pesos.

Situación Nacional

La deuda total de los municipios de México se duplicó prácticamente en términos nominales durante los últimos diez años, al pasar de 22 mil 964 millones de pesos en el tercer trimestre de 2009 a 44 mil 246 millones hasta septiembre pasado.

Tan sólo 18 estados concentran 70% más préstamos a la banca este año, de acuerdo al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, aunque precisa que la deuda municipal ha tenido un “comportamiento a la baja” en períodos recientes y solo durante el último año, disminuyó en 3 mil 806 millones de pesos. Destaca Ecatepec con 650 millones de pesos de deuda.

En el caso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los gobiernos municipales deben más de 5 mil 595 millones de pesos y la mitad de esos pagos se concentran en municipios del Estado de México.

Las deudas por laudos laborales son consideradas como altas, por ejemplo, los municipios mexiquenses debían hasta el año pasado más de 7 mil millones de pesos, según datos de la propia dependencia estatal.

Problemas financieros

Tras revisar el informe de la Cuenta Pública del 2018 y a unos días que concluyera el 2019, se dio a conocer que municipios como Ecatepec, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, presentaban problemas con su situación financiera, obra pública, sus organismos de agua y los sistemas municipales DIF.

Cuentas Públicas

La Legislatura mexiquense reprobó las Cuentas Públicas 2018 (el último año de las administraciones salientes) de 13 ayuntamientos, debido a que fueron los montos de observaciones más elevados y no cumplieron con tres indicadores financieros o de desempeño.

“Existe una semaforización que se comenzó a aplicar a partir de esta revisión de la Cuenta Pública 2018 y son varios los municipios que están en una situación crítica en las revisiones financieras, de obra, desempeño y temas municipales como los DIF”; Tanech Sánchez Ángeles, legislador morenista. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *