Difunden avances de trabajos en Monte Albán

Cultura

Los trabajos de conservación en la Zona Arqueológica de Monte Albán tuvieron un antes y un después tras el terremoto de Puerto Ángel, el cual sacudió Oaxaca hace poco más de veinte años. Esa experiencia demostró que la Plaza Principal de la antigua capital zapoteca tiende a desplazarse hacia el este, donde se ubica una barranca, comportamiento que corroboró tras los sismos de septiembre de 2017.

La doctora Nelly Robles García, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), explicó que esto implica el movimiento de grandes volúmenes de relleno dispuestos entre 200 a.C. y 200 d.C., en la construcción de la Plaza Principal. “Con el paso de los años, el sitio fue perdiendo parte de estos rellenos y aplanados; asimismo, los edificios no siempre fueron consolidados en su totalidad, de suerte que no trabajaban como estructuras, sino como un montón de tierra”.

Así lo detalló con motivo de la celebración del “Watch Day”, efectuado este 30 de enero en Monte Albán-Atzompa, un día de festejo en torno al patrimonio cultural, organizado por el “Proyecto de Conservación a los Daños por los Sismos de 2017”, el cual atiende a ambas zonas arqueológicas, toda vez que es una de las iniciativas de interacción entre el INAH y el World Monuments Fund (WMF).

A más de un año de labores de investigación y de restauración arquitectónica, los dos organismos se unieron para difundir los avances de estos proyectos que, en el caso de Atzompa ya concluyeron con la rehabilitación de los edificios 1, 2, 3, 4, 6 y 16. Como pudieron confirmar investigadores, prestadores de servicios turísticos, técnicos, trabajadores de la obra e instituciones, que fueron partícipes en la jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *