Dos años en espera de justicia por feminicidio de Diana Velázquez, asesinada en Chimalhuacán

Toluca

Karina Villanueva

El 2 de julio de 2017 fue la última vez que Lidia Florencio Guerrero vio a su hija, Diana Velázquez Florencio, de 24 años de edad. La joven salió de su casa por la madrugada y horas después fue encontrada sin vida en la colonia Guadalupe, en el municipio de Chimalhuacán. A dos años y siete meses de los hechos, no hay avances en la investigación, ni detenidos por el feminicidio.

Lidia relató que, el último contacto que tuvo con su hija fue una llamada telefónica, posteriormente el teléfono celular fue apagado.

“Después fuimos a la Fiscalía a hacer la denuncia por su desaparición, las autoridades nos dijeron que tenía muy poco tiempo que había desaparecido, que teníamos que esperar las 72 horas y que seguramente se había ido con el novio o con sus amigos”.

Perdieron evidencias

El 7 de julio de 2019 la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) emitió un boletín de recompensa hasta por 300 mil pesos para quien proporcione datos que ayuden a dar con el o los responsables de la muerte de Diana.

“A mi hija la agredieron sexualmente, la ahorcaron y la golpearon, los primeros respondientes no hicieron el levantamiento como debería de ser, se perdieron muchas evidencias, no se hicieron los estudios correspondientes, no se hizo una investigación con perspectiva de género”.

Lidia comentó que, pese a que se solicitó la sábana de llamadas, en esta no se encontraron datos que aportaran a las indagatorias. Los familiares de Diana piden a las autoridades que no den carpetazo a la investigación y que continúen con la misma para que se castigue a quienes privaron de la vida a la joven.

Diana era la segunda de tres hermanos, se ganaba la vida vendiendo dulces, y a decir de su madre, tenía como propósito terminar la preparatoria.

“Le encantaba leer, nos gustaba mucho ir a los tianguis en bicicleta y se compraba muchos libros, en la casa aún hay muchos libros que son de mi hija. Dianita no tenía redes sociales, era muy reservada, no tenía amigas, solo un amigo y su novio”.

La madre de Diana señaló que están en espera de justicia, misma que no ha llegado pese a que ya sostuvo reuniones con la fiscal especial en feminicidios, Irma Millán Velázquez, y con Dilcya García Espinoza, fiscal central de Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género.

“Desgraciadamente no hemos visto avances, lo único que tenemos es el boletín de recompensa, exigimos a las autoridades que dejen de simular que están investigando porque creo que eso es lo que han hecho desde siempre, pura simulación y nada de acción”: Lidia Florencio, madre de Diana Velázquez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *