Red Naranja, estrategia para salvar la vida de mujeres violentadas y sus hijos: Melissa Vargas

Red Naranja, estrategia para salvar la vida de mujeres violentadas y sus hijos: Melissa Vargas

La Vocal Ejecutiva del CEMyBS comentó que la Red Naranja servirá como canal de ayuda a las mujeres que no saben qué hacer en caso de ser violentadas y ayudará a que la gente a su alrededor actúe para salvarla.

Martha González / Laura Velásquez

Ante la necesidad de involucrar a todos los actores sociales que mantienen contacto con la mujer, de que se sensibilicen para convertirse en personas capaces de detectar casos en riesgo y convertirse en vínculos para rescatar y salvar la vida de una mujer violentada y sus hijos, Melissa Estefanía Vargas Camacho, Vocal Ejecutiva del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEMyBS), explicó que nació la estrategia de prevención llamada Red Naranja, la que catalogó como una real herramienta que puede funcionar con la real acción social, la cual, pretende una meta de 10 mil promotores a lo largo y ancho de la entidad mexiquense.

En entrevista para Heraldo Estado de México, la Vocal Ejecutiva del CEMyBS explicó que hoy en día, dada la urgencia de atender el tema de violencia de género y evitar que los feminicidios sigan siendo uno de los problemas sociales más graves para la entidad, se necesita involucrar a actores que están en su nivel cotidiano que pueden ser vecinos, maestros, líderes religiosos, organizaciones de la sociedad civil, empleadores para “sensibilizarse” y fungir como canal de orientación o vínculo para que el Estado pueda actuar en caso de violencia contra una mujer y sus pequeños.

Muchos feminicidios se pudieron evitar

La experta en la materia, recordó que hay muchos feminicidios que pudieron haberse evitado si se hubiera actuado a tiempo, pues a veces antes de llegar a un feminicidio hay señales de alarma, por lo que ejemplificó, que tan solo detrás de una mujer violentada hay un niño violentado en el 80 por ciento de los casos, dijo.

Dado este contexto, agregó que la mayoría de las veces, los maestros se dan cuenta de que los niños sufren de violencia y por ende, su mamá también, por ello, consideró fundamental sensibilizar a los maestros en esta situación, signo probable de un foco rojo, y en caso de que sea positivo este maltrato, el mismo maestro esté sensibilizado para que puedan orientar a la mamá y vincularla con el CEMyBS.

Ante la gravedad del problema de violencia contra la mujer, Vargas Camacho dijo que nadie puede ser omiso de este tipo de casos, ni mucho menos se debe generar indiferencia, por ello, aseguró que la Red Naranja servirá como canal de ayuda a las mujeres que no saben qué hacer en caso de ser violentadas y ayudará a que la gente a su alrededor actúe para salvarla.

“No sabía qué hacer y no quería meterme en problemas, son dos frases que no pueden seguir siendo porque parten de un paradigma en el que un problema de violencia de género es un problema privado. Este problema no es privado, sino público, tenemos que sensibilizarnos todos”, hizo hincapié.

“La indiferencia es un gran problema, no solo peca el que comete el acto sino el que lo ve y no hace nada y lo omite”, aseveró.

Busca sensibilizar

Dado este contexto, la Red Naranja busca sensibilizar a todos los actores sociales tanto el empresarial, religioso, social y educativo y van hacia el sector de los médicos, argumentó, con el objetivo de crear una red de actores comunitarios que se sumen a este esfuerzo y puedan detectar posibles casos de violencia hacia la mujer, que los vincule, que les diga que hay una opción para atenderlas, que hay un refugio o que con una llamada pueden salvar la vida de la violentada.

Resaltó que en este lanzamiento, la meta es tener 10 mil promotores de la Red Naranja capacitados y a través de la aplicación del mismo nombre, que es de descarga gratuita para Android, pueden llamar al 911 ó 0 800 ya sea la mujer violentada u otro usuario, alguien que está en su entorno para acudir en auxilio de la persona.

Detalló que a través de la aplicación aparece la ubicación de los servicios del CEMyBS, de los centros de atención y también, de las Alertas de ODISEA.

“Se trata de involucrarnos. De crear una red social fuerte, comunitaria, activa, participativa, informada, capacitada y sobre todo comprometida”, resaltó.

Agregó que explicarán los componentes de esta aplicación a todos los sectores sociales y llamó a toda la sociedad a que se sume a esta estrategia “a que tomen partida para combatir esta enorme problemática”, puntualizó.

Cabe destacar que el Estado de México agrupa 5 estados de la república en su población total, la gran mayoría de estos segmentos son mujeres adolescentes con edades que van desde los cero hasta 28 años de edad, sector de la población que sufre mayor riesgo de violencia de género, lo que sitúa a la entidad en semáforo amarillo con esta problemática que requiere del apoyo de todos los actores sociales.

“El objetivo es generar una estrategia de prevención, pero la mejor estrategia no es desde el gobierno, es desde la sociedad con el gobierno, de la mano de gobierno en conjunto. La real prevención vive desde abajo, por más campaña que hagamos desde gobierno, si el que está abajo ni se involucra no se sensibiliza no sirve de nada”: Estefanía Vargas Camacho, Vocal Ejecutiva del CEMyBS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *