Empresarios mexiquenses en incertidumbre ante obra de Santa Lucía

Empresarios mexiquenses en incertidumbre ante obra de Santa Lucía

El presidente de CMIC hizo un llamado a la federación para acercarse a los empresarios para evitar sorpresas que les impida llevar a cabo el proyecto original.

Karina Villanueva

Tras el anuncio realizado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respecto a que será el próximo lunes cuando se inicie el periodo de construcción de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en la Base Aérea de Santa Lucia, los constructores del Estado de México están preocupados, pues al menos 200 empresarios continúan con incertidumbre sobre sus pagos ante la cancelación de la obra en Texcoco, señaló Mario Vallejo Valdés, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción  (CMIC) en la entidad.

En entrevista destacó que actualmente la mayoría de las empresas que laboraban en el proyecto de Texcoco continúan con las “negociaciones” y en ningún momento se les informó sobre la puesta en marcha del nuevo proyecto.

“Las autoridades se han mantenido en lo mismo, es decir, decirles que los contratos se respetarán en la nueva obra de Santa Lucia, pero no les dicen cómo ni cuándo, eso nos preocupa, y más porque no se tiene un proyecto puntualmente enfocado”.

Primeras limitantes

Señaló que, si bien hoy Santa Lucía es una base aérea, es decir una instalación militar que cuenta con una pista y con diversas instalaciones operadas por la Secretaría de la Defensa Nacional, para concretar el proyecto de una obra de tal magnitud, el gobierno federal ya observó que no es tan fácil, muestra de ello es que ya se encontraron las primeras limitantes para su construcción.

En este sentido hizo un llamado a la federación para acercarse a los empresarios, mediante las diversas cámaras y asociaciones, así como a los colegios de ingenieros y arquitectos, para evitar sorpresas como la presencia de un cerro que impide llevar a cabo el proyecto original.

Pequeña esperanza

Vallejo Valdés detalló que la colocación de la primera piedra, aunque simbólica, representa una pequeña esperanza de trabajo para el sector mexiquense y aunque a partir del próximo martes no se observarán las largas filas de camiones llevando material de construcción y obreros trabajando, lo ideal será apostarle a la premisa de respetar los contratos y esperar a que esos movimientos no vayan a repercutir en mayores gastos o pérdidas para el empresariado.

Finalmente indicó que tampoco se ha tenido ninguna información sobre la posibilidad de comenzar un proyecto alterno para el Aeropuerto Internacional de Toluca como se había planteado, en el cual se tendrían mayores oportunidades de participación, por lo que los constructores mexiquenses seguirán a la espera de los pronunciamientos y anuncios del gobierno federal.

“Desafortunadamente el gobierno le ha apostado a hacer anuncios sin conocer realmente la situación y hacer la planeación, yo pediría que, aunque se tenga el espacio y el tiempo, lo ideal sería que presentará un buen proyecto y que se tome en cuenta a las empresas locales”: Mario Vallejo Valdés, presidente de CMIC en la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *