En 2017, el costo anual de accidentes en carreteras superó los 1.8 bdd

Siete por ciento de los percances en carretera se atribuyen a fallas en el vehículo.

Laura Velásquez

En el Anuario estadístico de accidentes en carreteras federales del 2017 de la Secretaría de Comunicaciones, reportó 11 mil 883 choques en los caminos del país, en las cuales, 2 mil 921 personas fallecieron y 8 mil 910 resultaron lesionadas, asimismo, los daños materiales de éstas sobrepasaron los 56 millones de dólares y el costo anual de los accidentes fue más de 1.8 billones de dólares.

Fallas mecánicas

En cifras redondas, 7 por ciento de los percances en carretera se atribuyen a fallas en el vehículo, para cuando estas circunstancias se presentan, la aseguradora debe proporcionar auxilio vial ya que el objetivo de la asistencia es que el auto pueda moverse por sus propios medios, siempre y cuando sea por falta de batería, un neumático ponchado o gasolina que cubre hasta 5 litros. Los servicios son ilimitados, exceptuando el combustible que se restringe a dos eventos por año.

Mientras que de ser imposible mover el vehículo, se realizará el traslado del mismo, en caso de que el auto requiera reparación y esta se extienda más de 48 horas, la compañía debe pagar la renta de un auto similar o cubrir los gastos de taxi, autobús, tren o cualquier otro medio autorizado de transporte para que el usuario pueda llegar a su domicilio, indicó Juan Carlos Suárez, Subdirector de Asistencia Vial de una aseguradora de automóviles.

Por desastres naturales

Del total de percances mencionados en el documento de la SCT, mil 057 casos fueron por desastres naturales, por lo que, si se presenta algún contratiempo que evite el libre tránsito en carreteras declarado como catástrofe, la aseguradora también debe cubrir el hospedaje hasta por 7 noches y este beneficio solo puede usarse 2 veces por año como máximo.

Asimismo, de ser necesaria una revisión médica a consecuencia de lesiones o traumatismos durante el percance, se realizará el traslado del asegurado al hospital óptimo para atenderlo. En el caso de que, por el tipo de lesiones, el beneficiario requiera regresar a su hogar en avión o ambulancia se cubrirán los gastos de traslado, indicó.

En el peor de los escenarios, refirió que después de cualquier accidente automovilístico donde el fallecimiento del usuario, la compañía debe realizar el traslado del cadáver o las cenizas hasta el lugar de la inhumación en cualquier estado de la República Mexicana, encargándose de todos los trámites legales.

Importancia de un seguro

Según la Secretaría de Comunicaciones, cada deceso cuesta 344 mil 514 dólares y cada lesionado tiene un valor unitario de 86 mil 129 dólares. Es decir, por año circulan 146 mil millones de vehículos por los tramos carreteros del país, por ello, consideró preparase para cualquier circunstancia y sumamente importante contar con un seguro que se adapte a cualquier situación puede hacer la diferencia y contemplar los escenarios posibles después de un incidente o avería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *