En EdoMéx, pendientes derechos de la comunidad gay

La entidad mexiquense se coloca en el cuarto lugar a nivel nacional en crímenes de odio en contra de integrantes LGBT.

Karina Villanueva García

“No es una decisión que tomes, es algo que ya viene contigo, es algo que no te habías dado cuenta que estaba en ti, a mí por ejemplo no me gustaba usar vestidos, jugar con muñecas y cosas por el estilo; no sabes bien que pasa contigo, pero cuando te informas te das cuenta que existe la comunidad LGBT, que no eres anormal ni diferente y que tienes los mismos derechos como cualquier otro ser humano”.

Este es el testimonio de Ikthan Arciniega, joven de 23 años y quien está en el proceso de convertirse en transexual. Sus datos en el Registro Civil aun aparecen con el nombre de Alexandra y el sexo femenino; sin embargo, estos cambiarán en los próximos meses.

Durante años, la comunidad LGBTTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Travestí, Transgénero, Transexual e Intersexual) ha pugnado por ser reconocida, por tener los mismos derechos que los heterosexuales, y por lograr la inclusión en diversos ámbitos de la vida cotidiana; sin embargo, la realidad que viven diariamente es un enfrentamiento constante al rechazo y a la discriminación.

“He sufrido rechazo en la escuela, en el trabajo, en la calle te gritan cosas, ha habido casos en los que ha habido golpes. En cualquiera de los ámbitos es la aceptación lo más difícil, eso es lo que lo hace tan mortificante, no el hecho de ser gay, lesbiana, transexual o transgénero porque tu estas convencido de querer serlo, pero lo más complicado es la aceptación de los demás”.

Rechazo de más del 50%

Según cifras de la Encuesta Nacional de Discriminación (ENADIS) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México seis de cada 10 personas consideran que “poco o nada justifica” las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo. En el Estado de México siete de cada 10 ciudadanos están en contra del matrimonio igualitario, es decir, la unión civil entre personas del mismo sexo.

Ricardo Coyotzin Torres representante de la organización civil “Fuera del Clóset”, misma que pugna por los derechos de la comunidad LGBTTTI en la entidad, consideró que en el Estado de México “la homofobia existe y no ha cesado”.

La no aceptación la vive Ikthan desde que decidió aceptar su condición de transexual. En el año 2008 quien entonces era llamada de manera cariñosa por familiares y amigos como “Ale” comenzó a darse cuenta de sus cambios; sin embargo, fue cinco años después, uno antes de cumplir la mayoría de edad, cuando reconoció y asumió que formaba parte de la comunidad LGBT.

“El proceso de aceptación también es complejo, personalmente y al exterior. En la cuestión familiar es muy difícil porque a uno le cuesta mucho trabajo asimilar todo lo que nos pasa y para la familia es el doble de difícil porque ellos no saben lo que te pasa o cómo ayudarte, no tienen la información para entenderte y eso genera confusión, disgustos, enfrentamientos y muchos sentimientos de tristeza, culpa, ansiedad y por supuesto miedo”.

Ikhtan inició el tratamiento hormonal para cambiar de sexo (de mujer a varón) a los 21 años, posteriormente comenzó el trámite legal de reasignación de género. Relata que lleva el 10 por ciento de avance en dicho trámite, pues además de que es un proceso muy largo, el mismo solo se realiza en la Ciudad de México, lo que implica gastos y tiempo.

El caso de Ikhan es tan solo uno de los cientos que hay no solo en el Estado de México, sino en todo el país; sin embargo, no todos tienen la suerte ni la fortuna de ser apoyados por su entorno familiar, otros más tampoco tienen la valentía y el coraje para enfrentar a una sociedad que aún está en contra de lo que considera distinto o diferente.

Hace unos días, el 17 de mayo, se conmemoró el Día Internacional y Nacional contra la Homofobia y Transfobia, El mismo día, pero del año 1990 se eliminó a la homosexualidad del catálogo de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Menos clósets, más amor

Como parte de la conmemoración, la organización Fuera del Clóset lanzó a través de redes sociales la campaña “Menos closets, más amor” en coordinación con la senadora Citlali Hernández de MORENA, la campaña difunde videos realizados por integrantes de la comunidad LGBT con mensajes de apoyo a quienes aún no se deciden a aceptar su sexualidad, así como historias de aquellos que ya lo hicieron y relatan cómo “salieron del closet” para demostrar que hay familias y personas que lejos del odio y la homofobia, apoyan y respetan a la comunidad.

Coyotzin Torres afirmó que, aunque sigue habiendo renuencia, deben seguir las acciones para hacer conciencia. “Las historias no deben ser silenciadas, porque el silencio aparte de la homofobia genera discriminación, queremos que la gente salga del closet sin miedo y que este tipo de conmemoraciones nos lleven a la reflexión”.

Sin avance legislativo

Respecto a los avances en materia legislativa lamentó que muchas de las iniciativas para la protección de la comunidad LGBT están estancadas o “en la congeladora” en el Congreso local.

“Si bien recientemente en comisiones se habló de una iniciativa de crímenes de odio, no nos parece integral, pues no habla de crímenes de odio por diversidad sexual, sino por grupos vulnerables, de esa manera la protección para la comunidad no es completa”.

Refirió que según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) el Estado de México tiene un avance legislativo por debajo de la media nacional, es decir, del 53%, mismo que se logró porque explicó, dentro de la constitución local hay un apartado que indica que todas las personas son iguales ante la ley, y una más que establece en su artículo quinto que nadie puede discriminar por motivos de su orientación o preferencia sexual.

“El hecho de que la ley este no quiere decir que va a haber una protección integral a las personas LGTB y lo mismo va a pasar cuando se apruebe el matrimonio igualitario, si es que se aprueba, o la ley de identidad sexo genérica; la ley va a estar y eso es bueno porque es un avance y se empieza a reconocer y visibilizar, pero para acabar con la discriminación como tal hay que educar y hay que sensibilizar en todos los aspectos”.

Agresiones y muertes

Las agresiones contra la comunidad LGBT no quedan en insultos, rechazos o discriminación. El último informe de Letra S, organización que se encarga de registrar los crímenes de odio desde hace poco más de 20 años, revela que del 2013 al 2018, hubo al menos 473 personas LGTB asesinadas en México por motivos relacionados a la orientación sexual o a la identidad o expresión de género.

Lo anterior significa que en promedio 79 personas LGTB fueron asesinadas cada año, lo que equivalió a 6.5 homicidios por mes. En este sentido, la organización indica que el Estado de México se coloca en el cuarto lugar de crímenes de odio con 43 en Veracruz, 39 en Guerrero, 33 en Quintana Roo y 30 en el Estado de México.

El promedio de edad de las personas agredidas fue de 24 a 30 años, mientras que las agresiones fueron verbales, psicológicas, y físicas.

Municipios donde hay más agresiones

La organización Fuera del Clóset tiene identificados a los municipios de Ecatepec, Naucalpan, Chalco y Toluca como aquellos donde hay más agresiones contra la comunidad. Coyotzin Torres afirmó que la capital mexiquense registra una alta incidencia en asesinatos y agresiones.

“Toluca sigue siendo una ciudad muy conservadora, es increíble que a pesar de estar tan cerca de la Ciudad de México no haya un avance como tal, es también donde más se lucha por los derechos LGBT, por ser el punto donde más se lucha también hay más visibilidad y por ende también más discriminación, sobre todo en el caso de las mujeres trans”.

El activista enfatizó que se debe trabajar en temas como cultura y violencia estructural, desde la familia, la escuela, el trabajo y los espacios públicos, para evitar las agresiones.

“Desde que decides enfrentar la situación te encuentras bastantes “topes”, en la escuela, en el trabajo, es muy común para las personas hacerle bullying a homosexuales y lesbianas, pero para el género transexual es más difícil”, reitera Ikthan quien menciona que, en Toluca, ha perdido la cuenta de en cuantos espacios laborales ha sido rechazado por su apariencia y tu condición de género.

“Recordar que las personas LGTB existen y deben de ser partícipes de todos los derechos y todas las garantías integrales que ofrece la constitución, no solo por encima o por un discurso falso por parte de legisladores o servidores públicos, por el contrario, debe de haber un discurso que vaya acompañado de acciones”, indicó Coyotzin Torres.

Una de las dependencias más activas en la lucha por los derechos de la comunidad LGBT es la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), misma que ha señalado que la mayoría de las quejas que reciben por agresiones contra integrantes de la comunidad es contra personal de servicio público, quienes constantemente violentan a personas con diferente preferencia sexual.

Su titular, Jorge Olvera García, reconoció que la sociedad está en deuda con la comunidad LGBTTTI, porque persiste la discriminación a ese grupo de la población al negarles sus derechos humanos e incluso, atentar contra su vida.

Casos en Valle de Toluca

La CODHEM refirió tres casos donde se ha privado de la vida a integrantes de la comunidad lésbico-gay, y donde ha levantado la voz a través del inicio de expedientes, investigación y solicitud de informes a las autoridades involucradas. Se trata de Chanel, una mujer transexual baleada en la avenida Humboldt de la capital mexiquense en el mes de julio de 2018; otro más el de Monse, quien perdió la vida en la esquina de Tollocan y Boulevard Aeropuerto por la falta de seguridad pública a favor de dicho grupo en su lugar de trabajo, y finalmente, una queja de oficio por el asesinato de una mujer trans en San Antonio La Isla.

Contra el matrimonio igualitario

En el Estado de México siete de cada 10 ciudadanos están en contra del matrimonio igualitario, es decir, la unión civil entre personas del mismo sexo.

“A pesar de los esfuerzos de los colectivos y las organizaciones de la sociedad civil, las cifras de homofobia están presentes. El Estado de México está muy atrasado en cuestión de aceptación y respeto hacia la población LGBT”: Ricardo Coyotzin Torres, representante de la organización civil “Fuera del Clóset”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *