En riesgo familias mexiquenses por “huachicoleo”: AOR

Muchas veces los propios vecinos son los que saben, protegen o incluso participan en la comisión de dicho delito.

Karina Villanueva

El secretario general de Gobierno del Estado de México, Alejandro Ozuna Rivero, afirmó que, el robo de combustible, mejor conocido como “huachicoleo”, representa un riesgo para los ciudadanos mexiquenses, especialmente al reconocer que lejos de que dicho delito haya disminuido, ha incrementado en algunas zonas, como el norte de la entidad y la zona de los volcanes, es decir cerca de los ductos de PEMEX.

Señaló que en muchos de los casos son los propios pobladores quienes se dedican a esta actividad ilegal.

Afirmó que una forma de inhibir dicho delito es a través de la denuncia, y enfatizó que se actuará en la medida de la competencia de los diferentes órdenes de gobierno, pues dijo, corresponde a la Federación investigar y abatir este ilícito.

Preocupante el riesgo que representa

Tras los hechos ocurridos en el municipio de Acolman, donde cerca de 500 viviendas fueron desalojadas en la colonia Santa Catarina al detectarse una fuga de gas en un ducto de PEMEX por una toma clandestina, Ozuna Rivera alertó que es preocupante el riesgo que dicho ilícito representa para los habitantes.

“Nos preocupa el daño y el riesgo en el que ponen a nuestros vecinos, insisto sobre todo en el gas, es verdaderamente muy peligroso, puede estallar con cualquier incidente menor, cualquier chispazo, el combustible se pude ir a ductos de drenaje, la gente no se da cuenta y entonces es un enorme y grave riesgo”.

Aseveró que, PEMEX juega un papel fundamental porque es quien tiene la responsabilidad de cerrar y sellar los ductos que han sido huachicoleados. Al ser cuestionado sobre cuantos kilómetros abarcan la ruta del huachicol en el Estado de México, señaló que, dichos datos son de orden federal y es Petróleos Mexicanos quien tiene los datos con exactitud.

Realizan patrullajes

Por su parte, la secretaria de Seguridad del Estado de México, Maribel Cervantes Guerrero, afirmó que, para inhibir el huachicoleo, se llevan a cabo patrullajes previamente determinados por los mapeos. Precisó que el resguardo de los ductos está a cargo tanto de la Secretaría de la Defensa Nacional, como la Policía Federal, y dijo que la autoridad estatal –tanto Secretaría de Seguridad como Fiscalía de Justicia- coadyuva en las diligencias solicitadas como investigaciones y cateos.

Seguridad garantizada

El secretario señaló que, aunque la seguridad está garantizada en tramos determinados, los cuales están permanentemente vigilados, los huachicoleros cambian de puntos de operación.

Cervantes Guerrero coincidió en que, muchas veces los propios vecinos son los que saben, protegen o incluso participan en la comisión de dicho delito, por lo cual dijo es necesario concientizar a la población en ese sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *