En San Mateo Atenco producen insectos como opción de alimento para el futuro

La temperatura, humedad, tipo de alimentación y purga, son factores que determinan la reproducción y el sabor de los insectos de granja.

Laura Velásquez

Desde galletas, polvorones, ensaladas, pan español, snacks, aderezos y quesadillas son algunos de los alimentos que se pueden elaborar a base de insectos, los cuales, “serán una alternativa de alimento del futuro”, así lo mencionó Yair Santana Solano, el primer y al momento, único mexiquense del Valle de Toluca que se dedica al cultivo de insectos en una pequeña granja que cuenta con la certificación de calidad ISO- 9001- 2015.

Dedicado desde hace cuatro años al cultivo de insectos, Yair decidió dejar a un lado la industria y emprendió el proyecto que considera en unos años será fundamental para la alimentación ya que en la Granja Yasat ubicada en San Mateo Atenco produce especies de insectos como cucaracha, alacrán, tenebrio, entre otras.

Datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalan que en actualidad hay mil 900 especies de insectos comestibles, pero en México hay más de 549 entre ellas: chicatana, jumil, acocil, chapulín y muchos más.

Precios de los insectos

El joven emprendedor precisó que los precios de los insectos que se cultivan son altos pues sobrepasan los mil 500 pesos por kilo debido a que hay pocos lugares en los que los producen y las cantidades son bajas y calculó que para el cultivo ideal se requiere de un lugar de 300 metros cuadrados para obtener una tonelada mensual.

Santana Solano explicó que la temperatura, humedad, tipo de alimentación y purga, son factores que determinan la reproducción y el sabor de los insectos de granja que tienen tiempo de vida de 120 días en donde se desarrollan, reproducen y mueren, asimismo, se pueden reproducir de manera horizontal o vertical, ya que este tipo de ganado es autosuficiente, se puede adaptar a cualquier tipo de clima y necesita pocas cantidades de agua.

“El consumo de mi granja es 6 veces menos al consumo del ganado vacuno y hasta 4 veces del ganado porcino”, dijo.

Propiedades y nutrientes

A esto, agregó que la granja es compatible con el ambiente pues los residuos que genera se utilizan como fertilizantes, que en comparación con el ganado tradicional los desechos que generan son la causa del 35 por ciento de la contaminación actual.

Como los insectos de granja no son una especie que amenace al ser humano debido a que está libre de enfermedades y no tiene ninguna hormona, los que se producen solo tienen 10 días para consumirse solamente cocido debido a las propiedades y los nutrientes que posee que van desde el 45 al 70 por ciento de proteínas, minerales y vitaminas B1, B2, B3, A, C, D, algunos minerales como fósforo, calcio y potasio.

Riesgo de enfermedad es nulo

Agregó que de acuerdo al tipo de alimentación y limpieza de los lugares en los que se cultivan el riesgo de enfermedad es nulo por lo que reiteró que las personas deben cerciorarse de que los insectos provengan de granjas y no de espacios abiertos, recomendó no ingerirlo crudos debido a que traen microrganismos por ello, deben estar bien cocidos.

Al 2050, al ritmo anual de crecimiento se estima que habrá más de 9 mil millones de personas, el problema de sobrepeso y cambio climático, perdida de recursos naturales constituirán un gran desafío por lo que los insectos son una opción viable para combatir el problema, agregó.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en menos de 15 años, el ser humano consumirá productos que contengan insectos y desplazará la carne de cerdo y res ya que los primeros son una forma más limpia de producir y menos compromete al medio ambiente.

“En comparación con el ganado tradicional y el ganado de insectos, en 100 gramos en el insecto tenemos de 40 a 60 por ciento de proteína mientras que en el ganado tradicional el 40 por ciento es de proteína, en emisión de CO2 en el ganado de insectos solo tenemos 0.57 gramos en el tradicional tenemos 285 gramos, en el ganado de insectos el consumo de agua es menor a medio litro pero en el tradicional necesitaríamos 2 mil 183 litros de agua”: Yair Santana Solano, mexiquense dedicado al cultivo de insectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *