“Horneros” defienden su forma de vida

Al menos 120 “horneros”, aún viven de esta actividad y crean más de tres mil empleos directos e indirectos.

Ma. Isabel Sánchez L.

Antes de imponer castigo a los “horneros” que crean fuentes de trabajo, los gobiernos deben dar alternativas de solución para el cuidado del medio ambiente y no provocar un conflicto social, porque más de 300 familias viven de la fabricación y cocción de tabique rojo; comentó Rufo Lozada Arenas, Presiente de la unión de horneros y artesanos de San Martin Cuautlalpan en el municipio de Chalco.

Lo anterior, luego de la clausura de 10 hornos por parte de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México PROPAEM; el líder acompañado por Ángel Hernández Vega, también representante de 80 horneros de los poblados de San Martin Cuautlalpan, Huexoculco, San Lucas Amlinalco y Cuauzingo, de este municipio, explicaron que han cumplido con la normatividad para no quemar materiales prohibidos; sin embargo la sanción se realizó sin previo aviso.

“Tuvimos reunión con los tres niveles de gobierno y les expusimos nuestra necesidad de trabajo, pero si atentan contra nuestra fuente de trabajo, puede haber reacciones”, señaló y agregó que aunque los afectados no pertenecen a la agrupación que el encabeza, hay unión entre los trabajadores.

Quejas por quemas

En total son 120 “horneros”, que aún viven de esta actividad creando más de tres mil empleos directos e indirectos, “no quemamos los fines de semana, ni por las mañanas es posible que algunos quemen otros materiales, pero el gobierno local debe supervisar primero y llamar la atención y evitar la clausura”.

No reconocieron las quejas por el humo por parte de los pobladores de las unidades habitacionales, “nosotros toda la vida hemos trabajado en esto, llegamos primero, las unidades habitacionales tienen solo 10 años, mejor que los habitantes de las unidades, dejen de ensuciar los caminos con sus desechos que dejan a las orillas de las carreteras”, denunciaron los líderes.

“No somos empresas, somos pequeños negocios que incluso debe haber un trato como artesanos porque su actividad está apunto de extinguirse, por el crecimiento de la mancha urbana”: Rufo Lozada Arenas, Presiente de la unión de horneros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *