Iglesia lamenta que Toluca lidere rompimientos matrimoniales a nivel nacional

Karina Villanueva

El vicario general de la diócesis de la ciudad de Toluca, monseñor Guillermo Fernández Orozco, lamentó que la capital del Estado de México ocupe el primer lugar a nivel nacional en rompimientos matrimoniales, y detalló que, dichas uniones sólo duran de uno a cinco años.

Señaló que la poca o nula educación familiar, aunado a la carente preparación de quienes deciden tener una relación sentimental de cara a una vida en pareja, ha provocado que la ciudad capital lidere los rompimientos de matrimonios religiosos, uniones civiles, e incluso dijo, las rupturas se presentan dentro de la figura de unión libre.

“Esto es un indicativo de que no hay una preparación de las personas para vivir un estilo de vida de este tipo, en ese fenómeno están incluidas todas las instituciones religiosas y las no religiosas”.

Crisis de valores

Fernández Orozco señaló que, dicha situación refleja la crisis de valores que permea en la actualidad, especialmente el respeto propio y hacia los demás, ya que dijo, hoy en día se vive una situación de violencia, donde la mínima circunstancia genera reacciones fuera de lo aceptable, y en consecuencia y casi de inmediato, originan agresiones verbales o hasta físicas.

En este sentido, el vicario de Toluca consideró que, mientras no se promueva una educación familiar eficiente, y en la cual se enaltezcan los valores, las rupturas de parejas se dispararán aún más, y lejos de evitar este tipo de circunstancias, las mismas serán normalizadas.

“Lo que no se enseña en familia ya no se podrá aprender en la escuela, ya que en el salón de clases se trabaja lo que se aprendió en el hogar, en la casa se sientan las bases morales y los valores de las personas”.

El representante de la iglesia católica mencionó que, si bien el núcleo familiar es la base, en las instituciones educativas se debe poner énfasis en la signatura de civismo, misma que dijo, se traduce en convivencia y en armonía.

Cabe señalar que, según datos del Poder Judicial mexiquense, en el Estado de México el promedio de duración de un matrimonio en la entidad es de 7 a 14 años, mientras que la edad promedio de los cónyuges es de entre 25 y 35 años.

“Hoy hablamos de violencia intrafamiliar, pero no nos preocupamos por una educación en familia y el mismo civismo que tiene que vivirse dentro de la sociedad, no es posible que con una cartilla moral se solucione el problema”: Guillermo Fernández Orozco, vicario general de la diócesis de Toluca.

FOTO: elmexiquensehoy.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *