Incapaz de decidir sobre uso del arma el 50% de la policía de Toluca: Roberto Valdés

Pese a que saben armar y desarmar el equipo en segundos, no tienen el criterio para definir cuándo deben utilizar un arma.

Adriana Carbajal

Roberto Valdés García, director de Seguridad Pública y Tránsito de Toluca, afirmó que el 50 por ciento de la corporación no es apta para decidir sobre el momento en que debe hacer uso del arma de fuego o responder en situaciones de riesgo.

En entrevista señaló que la mayoría desde hace más de un año no había tenido capacitación, en tanto que 25 por ciento de los elementos, son personas de la tercera edad que esperan jubilarse.

Es por eso que el funcionario municipal, agregó que es necesario que los vuelvan a capacitar en ese sentido, ya que aunque han estado sujetos al control de confianza, hay un rezago importante en ese sentido.

“Cuando los enviemos a esta nueva instrucción tenemos que asegurar que pasen el examen de control y confianza, aunque se ha dado el caso de personas que las saben manejar pero no tienen el perfil psicológico porque no hay un dominio adecuado de las situaciones”: Roberto Valdés García, director de Seguridad Pública y Tránsito de Toluca.

Urgente una renovación

Dijo que al menos la mitad de los 900 policías, a pesar de que pasaron el examen de control y confianza, no están preparados psicológicamente para determinar el momento en que deben usar su armamento.

Es por eso que el funcionario municipal agregó que es urgente especializar a los uniformados, principalmente en el manejo de armas, porque en algunos casos desde hace años no han acudido al stand de tiro y otros que pese a que saben armar y desarmar el equipo en segundos, no tienen el criterio para definir cuándo deben utilizar un arma.

25% es de la tercera edad

Consideró es urgente renovar a la policía, pues reiteró que 25% de la corporación es de la tercera edad y por lo tanto, ya no están en condiciones del todo óptimas para estar desempeñando funciones operativas y eso también es importante.

En este sentido, aclaró que muchos de ellos están esperando cumplir el tiempo necesario para su jubilación, pero ya no están operando sino están asignados a funciones administrativas relacionadas con el servicio público, pues incluso hay con 28 o 33 años de servicio que no tiene nada de malo, pero ahora ya no están en condiciones de desempeñar efectivamente su trabajo.

“Incluso hay quienes tienen problemas de salud, por ejemplo diabetes, los triglicéridos que les afecta a la vista. Lo más normal es que un policía se jubile, pero el problema es cuando no fue renovada la corporación de manera constante”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *