Indispensable para EdoMéx recibir medicamentos y vacunas a tiempo:  O´Shea

El secretario dijo que en el tema de vacunas les preocupa que al momento solo hay 80 vacunas para establecer el cerco sanitario por sarampión.

Laura Velásquez

Gabriel O´ Shea Cuevas, Secretario de Salud del Estado de México, informó que a dos años de la actual administración estatal, ya no hay desabasto de medicamentos debido a que los compró de tres maneras, no obstante, la entrada de un nuevo gobierno alentó la adquisición de medicamentos y vacunas, las cuales ya están pagadas pero a la espera de que lleguen a la entidad.

En entrevista para Heraldo Estado de México, dio un balance de la secretaría que encabeza, la cual, aseguró que avanza de manera segura, con algunas preocupaciones, pero se mantiene y muestra de esto se observa en el abasto de medicamentos del que aseguró que se ubica en el 80 por ciento.

Adquisición de medicinas

Explicó que en este proceso de adquisición de medicinas lo realizó de tres maneras: la primera a través de la compra del Instituto de Salud (ISEM) de 640 claves que son casi el 78% de la totalidad; la segunda fue la compra consolidada anual del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con 258 claves de las que le han surtido el 78 por ciento y ha logrado casi el 78%, con lo que ha logrado el 80 por ciento de abastecimiento que hay hoy en día. Asimismo, recordó que hay otra compra más en la que el nuevo gobierno Federal invitó a las entidades federativas a participar en el programa CIPLA al que se integró con 71 claves de las cuales, a dos meses de concluir el año, no se ha entregado ninguna clave. Recordó que en días pasados de las 71 claves que solicitó, 30 se declararon desiertas por lo que está a la espera de comprar las que hagan falta.

Vacunas

Otro tema es las vacunas, recordó que cada año la Federación retiene dinero al estado para la compra de vacunas y se las envía, no obstante, del 100 por ciento de las que debían enviar al Estado de México para este 2019, el nivel Federal ha enviado del 22 al 25 por ciento, por lo tanto, para no dejar sin vacunas optó por utilizar recursos del estado y comprarlas.

Recordó que desafortunadamente la corriente antivacunas tomó fuerza, pero lo más preocupante es que en México ya se presentaron 17 casos de sarampión, 4 en la entidad que, aunque no son autóctonos, el estudio genético arrojó que fueron importados, no obstante, aunque ya pasaron las dos semanas de periodo de incubación y no surgió ningún caso más, al momento la preocupación es que solo hay 80 vacunas para establecer el cerco sanitario, por lo que estableció contacto con el nivel Federal y espera que en diciembre lleguen las vacunas.

“Lo más importante es seguir dando la atención con calidad. Este año nos dedicamos a quitar servicios integrales que se pagaban a externos, ahora los hacen nuestros médicos y enfermeras. Estos ahorros que no merman la calidad del servicio se utilizan para pagar la deuda”: Gabriel O´ Shea Cuevas, Secretario de Salud.

Aseguró que, aunque la preocupación es latente, lo conforta que el 90 por ciento de la población mexiquense está vacunada, gracias al esquema que tiene el país a través de las Semanas Nacionales de Vacunación. También, está a la espera de la vacuna de la Influenza AH1N1 que aplicarán en dos semanas, de no llegar buscará en otros laboratorios a fin de prevenir ya que México no está exento de otra pandemia como la de hace una década.

Puntualizó, que la situación actual se debe a la falta de experiencia y conocimiento de los gobiernos entrantes, de los retrasos en las licitaciones, a las nuevas modalidades de compra y adquisición de material e insumos, de lo que todos los estados sufren y tienen que esperar.

Adelantó que el siguiente año a manera de previsión se integrará a la compra consolidada, ya que a su consideración es la mejor alternativa para los estados porque ahorran recursos y obtienen mejores precios, no obstante, espera que no sufra desabasto de medicamentos.

Deuda a proveedores

Informó que la deuda a proveedores, terceros autorizados, al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), FOVISSTE, Cesantía y Vejez, ascendía a más de 9 mil millones de pesos, de lo que redujeron durante este año alrededor de 3 mil 500 millones de pesos y destacó que el pasivo es de poco más de 6 mil millones.

Indicó, que tienen pendientes con cinco proveedores que se llevan casi el 70% de la deuda total, con los que firmaron un convenio de pago para los próximos dos años que ascienden a alrededor de 2 mil 534 millones de pesos de los que llevan el pago de 32 por ciento que son alrededor de 611 millones. Este acuerdo inició en enero de este 2019 y el pago es mensualmente dependiendo del adeudo, de esta manera, tanto el proveedor tiene la confianza de que les pagarán y ayudan a dar continuidad en el abasto de medicamentos, el cual, aseguró que se mantiene en los espacios de salud y avanzan en la materia.

De los programas más fuertes

Mencionó, que uno de los programas más fuertes de la actual administración estatal es Familias Fuertes Más Sanas con Mejores Servicios de Salud, enfocado al primer nivel de atención, en el que precisó que mil 220 unidades médicas en las que incluyen las unidades móviles, en las que atienden el 80% de las enfermedades, se rehabilitarán, equiparán y dotarán de insumos y medicamentos.

Durante los próximos tres años el programa, invertirán 605 millones de pesos y este 2019 rehabilitarán 430 unidades médicas, de las que en la actualidad llevan rehabilitadas 166 que asciende al 55% de la meta de este año.

“Tenemos un primer nivel de atención reforzado, lograremos no saturar el segundo nivel que son los hospitales generales, porque si tienes un primer nivel de atención bien, seguramente tendrás el sistema de salud que todos queremos. La prioridad del Gobernador Del Mazo es la prevención”: Gabriel O´ Shea Cuevas, Secretario de Salud.

Las tareas consisten en rehabilitar centros de salud, equiparlos y contratar personal médico para los mismos; adelantó que ya contrataron 516 personas: 199 son médicos, 215 enfermeras, 27 psicólogos, 66 dentistas y 9 nutriólogos. Recordó que con el nuevo esquema que emprendió al eliminar personal administrativo, este año con las plazas desocupadas contrataron 3 mil 500 médicos y 615 enfermeras, que representa un incremento del 25% del personal médico, situación que lo mantiene contento, no obstante, el reto es que el personal trabaje en municipios del sur mexiquense.

Aceptó que siguen detalles con el desabasto, pero con la nueva administración espera que los insumos lleguen al estado y el gobierno estatal mantiene atención al sector, que es de los detalles más importantes para avanzar.

Hospitales municipales

En cuanto a los 8 hospitales municipales que siguen detenidos, los espacios tienen un avance del 20 al 78 por ciento, para terminarlos necesitan mil 200 millones de pesos tanto para equipamiento como infraestructura, tienen capacidad para 18 camas y para operar anualmente requieren de 980 millones. Recordó que ya los registró en el plan de trabajo federal, estableció contacto con Jan Ferrer, Comisionado del Seguro Popular al que le expuso la problemática, de esto, le aseguró que, aunque desaparezca el Seguro Popular se creará el Instituto de Salud para el Bienestar, será el titular, los incluirá para terminar la construcción y otorgarles la Clave Única de Establecimientos de Salud (CLUES) para operar. Destacó que de los 8, solamente el de Zumpango posee la clave.

“Aunque cambie el seguro Popular seguramente el Instituto de Salud para el Bienestar tendrá un presupuesto para terminar los hospitales”, dijo.

Destacó que estos hospitales si hacen falta, pero lo primero que se tenía que hacer era declarar una recesión anticipada de contrato con la constructora de las que no cumplieron varias y dejaron la obra inconclusa, por ende, está en proceso de organización y liberación de expedientes de problemas legales para que el nivel federal continúe con la obra.

Recordó que el problema de estos hospitales fue que el proceso fue contrario al usual, en el que comúnmente se solicita al nivel federal un hospital, ellos acuden a realizar los estudios para observar la viabilidad de los mismos, otorgan la clave CLUES, el presupuesto para construirlos y después operarlos. No obstante, estos no pasaron por el proceso y los empezaron a construir con fondos estatales. Aseguró que sí hacen falta, pero sin clave CLUES no pueden continuar ni operar, por lo que su trabajo consistirá en limpiar cada expediente para presentarlos a la Federación y con esto, esperan concluirlos el año siguiente.

Los pendientes

Indicó que son los hospitales municipales, el Hospital Oncológico de Ecatepec que sigue detenido porque la empresa no está dedicada a este rubro y hay problemas legales, también está el Hospital General de Tlalnepantla que tuvo afectaciones por el sismo, pero sigue en funcionamiento, pero está disperso. Calculó que para el ISEM se requiere un presupuesto para 2020 de 26 mil millones, espera un incremento de 5 mil millones para concluir compromisos mientras que la Secretaría de Salud tiene presupuesto de 60 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *