Industria de la construcción está a un paso de la recesión: Cmic

Está en riesgo la posibilidad de mantener la planta productiva, la cual se ha reducido al 20 por ciento.

Karina Villanueva

Al no rebasar ni el 20% de la capacidad ocupada ante la falta de trabajo, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en el Estado de México, Mario Vallejo Valdés, advirtió sobre un posible riesgo de recesión económica en el estado para el sector e incluso la quiebra de pequeñas empresas constructoras si continúan excluidas en la asignación para la ejecución de obra pública.

Consideró dicha situación como preocupante ya que dijo, está en riesgo la posibilidad de mantener la planta productiva, la cual se ha visto reducida significativamente, alcanzando hasta un 20 por ciento.

“No tengo un número específico de las bajas, pero las empresas han tenido que despedir a su personal, otras le apuestan a pagar solo la mitad de los sueldos, estamos en recesión prácticamente, negociamos con la gente que queremos conservar en pagarles mitad de sueldo, en otros casos se despide y se les comenta que hasta tener una reactivación podrán ser re contratados”.

Pequeñas y medianas empresas

Recordó que la gran mayoría de los afiliados a Cmic, son pequeñas y medianas empresas, lo cual significa que cuando no hay trabajo, no tienen recursos para poder cumplir con el compromiso de pago de toda la plantilla laboral y al estar subutilizada ni siquiera pueden subsistir, por lo que también está en riesgo la existencia de las empresas.

En este sentido el líder empresarial llamó a los gobiernos federal, estatal y municipales a establecer mecanismos mediante contratos que permitan a las constructoras locales, a través de la conformación de consorcios, participar en las licitaciones de obras, pues hasta el momento comentó, no se observa una línea de acción que detone el desarrollo de infraestructura.

El líder del ramo de la construcción en territorio mexiquense, manifestó que, si bien en el país prevalece un clima complicado por recortes de recursos en el presupuesto, las entidades deben de apostarle a un contexto diferente y buscar abatir el rezago de infraestructura específicamente en construcción nueva, mantenimiento y conservación, pues una de las funciones de gobernar, tiene que ver con el desarrollo de obra.

“La economía va para abajo, y aunque en los estados también los recursos son escasos para nueva infraestructura, ampliación o conservación, se debe apoyar a las empresas formales que, a través de los contratos, reactivan la economía, porque la construcción también es una importante cadena productiva”.

Esperan proyectos de obra pública

Vallejo Valdés comentó que la apuesta del sector, era que, durante el mes de abril, el gobierno del Estado de México y los ayuntamientos comenzaran a trabajar en sus proyectos, cosa que no ocurrió, por lo que tienen la esperanza de que sea después de mayo, cuando se tenga mayor certeza en la detonación de obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *