La cuesta de enero, cómo hacerle frente y evitar replicar endeudamientos

Toluca

Karina Villanueva

“Enero siempre es difícil, es el mes en el que hay que pagar todo, principalmente el agua y el predial, además de los gastos de cada mes: luz, gas, cable, internet, tarjetas, la renta del teléfono, y a eso le aumentamos que sube el pasaje, sube el gas, la gasolina, sube todo”, señaló Margarita García, ama de casa.

Cuesta de enero

Según el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la “cuesta de enero” es un fenómeno económico-financiero ocasionado por una dinámica que se da en los últimos meses del año, es decir, las compras compulsivas o el consumismo, el mismo va acompañado de un conjunto de subidas de precios, tarifas y tasas, que afectan a la capacidad de compra de los consumidores, en el primer mes del año.

Clase media y baja, quienes más resienten

Jorge Luis Cedillo Mejía, asesor de finanzas personales e inversiones, indicó que, la cuesta de enero afecta principalmente a aquellas personas que se ubican en los niveles socioeconómicos medio y bajo, mismos que dijo, no tienen una cultura del ahorro arraigada, lo cual conlleva a no prever y planear los gastos próximos, ni a destinar una partida presupuestal para afrontar gastos que se sabe, son inminentes.

El Instituto de Investigaciones Económicas de la máxima casa de estudios del país, señala que, las deudas y estragos de la cuesta de enero afectan al 70 por ciento de los mexicanos, mismos que deben destinar más de la mitad de sus ingresos para tratar de liquidar las deudas derivadas de sus tarjetas de crédito, préstamos personales y despilfarros cometidos durante el mes pasado.

Para 7 de cada 10 mexicanos, según el análisis de la UNAM, el dinero que reciben la primera quincena de enero, no es suficiente para hacer frente a los pagos antes mencionados, e incluso alerta que, dependiendo de los gastos y endeudamientos, la cuesta de enero puede generar deudas constantes en los meses subsecuentes.

En este sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), reafirmó que enero es un mes complicado para todos aquellos que no previeron la subida de precios y se excedieron en gastos. “La mayoría tiene que hacer ajustes a su patrón de consumo, y en algunos casos recurrir a préstamos o créditos”.

¿Qué hacer?

En este sentido, Cedillo Mejía, afirmó que, es recomendable que al principio de año se haga una evaluación financiera de lo que se gastó contra lo que se tiene actualmente, así como contra lo que se recibirá como monto de ingresos la primera quincena del año.

El especialista comentó que muchos de los ciudadanos suelen pagar las deudas a principio de año, siendo las más comunes: el crédito y los cobros de parte de bancos, gobierno, y tiendas departamentales.

Pese a que para un alto porcentaje de la población (más del 60 por ciento) recurre a préstamos y créditos, se recomienda evitarlos en la medida de lo posible, pues de lo contrario, será una cadena que no tendrá fin.

Gastar más de lo que se gana

El asesor de finanzas, explicó que, en promedio, el 30 por ciento de las personas gastaron más de cinco mil pesos en sus compras decembrinas; cifra que, al ser comparada con su ingreso promedio, es decir, nueve mil 600 pesos mensuales aproximadamente, revela que el desembolso se dispara a 52 por ciento del ingreso.

Deudas se subsanarán hasta mayo

Afirmó que una de las estrategias es hacer un balance entre el presupuesto de ingresos y egresos y destinar un rubro exclusivamente para deudas, ello dijo, para llevar un control sano y tener la prudencia de planear para sanar las finanzas. De hacerlo así, las deudas podrán subsanarse dentro de cuatro meses, es decir, en mayo próximo.

Planeación anticipada

Consideró que no es descabellado, una vez que se hayan subsanado las deudas originadas por la cuesta de enero, contemplar un apartado para el rubro de ahorro, solo para el del año 2021, es decir, prever los gastos con una anticipación de seis meses como mínimo.

De igual forma dijo que, quienes, si cuenten con ahorros, podrían hacerlos rendir a través de una fuente de inversión para solidificarlos.

Aseveró que lo ideal en monto de ahorro para una persona de 34 a 40 años de edad, es el 10 por ciento de su ingreso mensual, mientras que aquellos que tienen entre 20 y 34 años de edad, pueden destinar del 20 al 25 por ciento de sus ingresos mensuales.

Golpe de realidad

Según un estudio elaborado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), los mexicanos suelen tener un golpe de realidad en el mes de enero y un efecto negativo en las finanzas personales y familiares. De acuerdo con sus análisis, el 84 por ciento de los mexicanos considera tener dificultades financieras en enero debido a las fiestas decembrinas y solo el 11.5 por ciento se prepara para la cuesta de enero.

“La mal afamada “cuesta de enero” es totalmente superable si somos capaces de mantener el orden y la disciplina, además de adoptar nuevos hábitos de educación financiera que nos permitan responder a los vaivenes económicos que puedan surgir de situaciones inesperadas”.

Señala que, en el caso de no poder cumplir con la totalidad de los egresos, es necesario eliminar todos aquellos gastos que no sean prioritarios. “Una vez que conocemos la condición de nuestras finanzas, podremos tomar las acciones pertinentes para superar con éxito las primeras semanas del 2020”.

Fugas de dinero

Otra de las circunstancias comunes son las llamadas fugas de dinero, mismas que se deben analizar de forma puntual; la Condusef detalla que, las fugas de dinero o gastos hormiga, son aquellos gastos minúsculos e innecesarios, realizados de manera constante e inconsciente, que pueden reducir los ingresos de forma casi invisible pero significativa.

Dichos gastos, si son identificados a tiempo, se pueden controlar y, en consecuencia, eliminar; la recomendación es llevar un seguimiento de todo lo que se gasta en el día, con dicha acción es posible identificar si esos gastos se deben a hechos aislados, o son acciones recurrentes.

“La clave para identificar las fugas de dinero es saber diferenciar entre las necesidades y los deseos”.

La Consusef sugiere utilizar inteligentemente el dinero, ejemplo de ello, señala que, si queda un poco del aguinaldo, se puede utilizar para pagar deudas pequeñas o las que más intereses generan. Además, enfatiza, es necesario limitar el uso de las tarjetas de crédito para no alargar el endeudamiento.

“Si consideramos pedir un préstamo para cubrir nuestras deudas o gasto corriente, se debe planificar con un calendario la manera en que lo pagaremos en el futuro, así se evitarán intereses, penalizaciones o un mal puntaje en el historial crediticio”.

En este tenor, la Profeco llama a los consumidores a poner manos a la obra para sanear las finanzas, para ello recomienda:

  • Establecer metas a corto y largo plazo, por ejemplo, si es necesario adquirir un dispositivo electrónico, una herramienta de trabajo, o planear vacaciones, es esencial planificar con anticipación y seguir una estrategia para cumplir con dichos propósitos.
  • Hacer un presupuesto y registrar todos los gastos para tener claro de cuánto dinero se dispone y cómo se va a administrar, para ello sugiere descargar alguna aplicación para el teléfono celular, misma que debe ser utilizada de forma continua al menos tres meses.
  • Destinar ingresos adicionales para gastos prioritarios y dejar de lado gustos o gastos innecesarios.
  • Auditar las deudas y ser cuidadosos con las nuevas deudas que se puedan contraer; ordenar las deudas por prioridad y costo, y tener claro si las deudas son a tasas fijas o variables.
  • En caso de solicitar algún crédito es importante hacerlo en instituciones como bancos, casas de empeño y Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) regulados. Verificar plazos, condiciones y tasas.
  • Utilizar estrategias de ahorro en las compras de comida como buscar sustitutos, comprar a granel, y consumir productos de temporada.
  • Involucrar a la familia: Todos pueden hacer algo, incluso los más pequeños pueden cuidar el consumo en los diversos servicios.
  • Reducir los gastos de los gustos hasta en un 50 por ciento.
  • Buscar ingresos extra, realizar trabajos alternativos.

Al respecto, la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) exhorta a la población mexiquense a aprovechar los descuentos que ofrecen las instituciones y comercios, por ejemplo, hacer el pago anualizado de agua y predial.

Coincidió en que, si las personas requieren acudir a casas de empeño para obtener algún dinero, deben asegurarse de que sean unidades económicas serias, con registro, sin intermediarios y que entreguen la boleta correspondiente, con datos correctos, fechas y porcentajes claramente especificados.

Cabe referir que, el impacto de la cuesta de enero también golpea a las empresas y a la economía en general; debido que los consumidores reducen o dejan de comprar artículos básicos, para hacer frente a los adeudos. Lo anterior provoca que los comercios, negocios y distribuidores aumenten sus precios, para recuperar parte de los ingresos que pierden ante dicha situación.

“Yo pagué 3 mil 800 pesos de agua, ya con mi descuento por pagar en enero; de predial pagué 800 pesos; compré un tanque de gas de 20 kilos, en 370 pesos; a eso le sumamos el teléfono, cabe e internet, por el paquete de tres son 900 pesos; además hay que pagar la luz, la comida, las deudas que una va acumulando, para mí la única opción es ayudarme con el dinero de mis ahorros y las tandas que hago año con año”, afirmó, Norma González, vecina de Toluca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *