Levantones en el Nevado

Martha González

Este fin de semana dos hombres fueron secuestrados por comandos armados en el Nevado de Toluca, en la zona turística.

En ambos casos, por separado, las víctimas circulaban en sus vehículos particulares por el volcán cuando fueron interceptados por un grupo de hombres que bajó a sus acompañantes de los autos y se los llevaron con las víctimas a bordo.

Desde entonces no se sabe más de ellos. A pesar de que la Guardia Nacional y la policía estatal los buscaron durante todo el resto del día, en un operativo que se extendió a varios municipios del Valle de Toluca.

Preocupa pensar que ya tengamos ese tipo de grupos delictivos tras los turistas y empiecen a atacarlos en esta zona en particular, que resulta muy atractiva para los visitantes.

Esperemos que las autoridades refuercen la seguridad y que avisen a los turistas de tomar precauciones.

Lo cierto es que el Valle de Toluca está en una importante crisis de inseguridad, en la que la capital mexiquense es el centro y no se ve una solución pronta.

El alcalde de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez dice que hacia finales de este año la policía municipal estará más robusta y fortalecida, aunque no sabemos hasta dónde esas mejoras serán suficientes para que la corporación pueda hacer frente al reto enorme que tienen por enfrentar.
Mientras, la Guardia Nacional no acaba de llevar y la estatal, claramente, no se da abasto.

Felices con El Buen Fin

Los empresarios están muy felices porque dicen que les fue muy bien en el Buen Fin
En México se superó la meta de ventas que habían fijado para 2019, con más de 120 mil millones de pesos, lo que significa siete por ciento más de lo obtenido el año pasado.

Pero, para el territorio mexiquense, según las cuentas del Consejo Coordinador Empresarial, las cifras superan los 14 mil millones de pesos de derrama económica de todos los establecimientos que presentaron ofertas, incluidos los que no se registraron de manera oficial.

El 36 por ciento de las ventas se realizaron con crédito o débito, mientras que el 63 por ciento fue con pago en efectivo.

Así pues, tienen mucho que festejar y a nosotros nos parece que es buen síntoma, en especial para una economía estancada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *