Masculinidades positivas contra violencia de género: KLS

Adriana Carbajal

Karina Labastida Sotelo, presidenta de la comisión Especial para Combatir y Erradicar la Violencia Vinculada a los Feminicidios en la entidad, dijo que en el Estado de México siguen desaparecidas 7 mil 465 personas, de las que el 40% de los reportes registrados del 2011 a la fecha son mujeres.

En este sentido lamentó que la entidad registre los mayores índices de muertes y lesiones dolosas contra mujeres y el segundo en casos de feminicidio, la única forma de frenar la violencia extrema contra el sector, será generar masculinidades positivas desde los hogares y que las autoridades garanticen su seguridad y respeto a derechos humanos.

En el foro realizado en contexto por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la morenista lamentó que hasta octubre de este año se hayan registrado 95 casos de feminicidio y las cifras de lesiones dolosas hayan duplicado a las registradas en cualquier otra entidad, con 13 mil 967 casos, superando a las reportadas en 2018.

Sostuvo que datos de la Fiscalía revelan que el 60 por ciento de las víctimas de feminicidio en el Estado de México era casada o vivía en unión libre o concubinato, y el 79% tenía antecedentes de violencia por parte de su feminicida.

Desaparición de mujeres

Respecto de la desaparición de mujeres, delito con vínculo estrechos al feminicidio, ha registrado de 2011 a la fecha, 16 mil 946 mujeres, de las cuales 7 mil 465 mujeres pendientes de localizar, es decir un 44 por ciento de los casos reportados.

Junto con integrantes de la Comisión Especial Para las Declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por feminicidio y desaparición, la legisladora indicó que las dos alertas que tiene la entidad, una por feminicidiio y la otra por desaparición, obligan a todas las autoridades a actuar emergentemente para garantizarles su seguridad y el disfrute pleno de sus derechos humanos.

Deconstrucción de roles y estereotipos

La legisladora dijo que la deconstrucción de los roles y estereotipos que han construido la visión del género masculino no es sencilla ni rápida, pero requiere que se generen nuevas masculinidades positivas que frene la forma extrema de violencia y más grave discriminación contra las mujeres: la feminicida.

“Queremos que se escuchen las voces de las mujeres, perciban cómo nos sentimos por la misoginia, cómo ésta funciona y se tolera en nuestra sociedad patriarcal en la que algunos, si no es que muchos, se resisten en abandonar sus privilegios”: Karina Labastida Sotelo, diputada local por Morena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *