Negociación en Ocuilan

Martha González Aguilera 

Luego del jaloneo de hace unos días, la familia del fallecido alcalde de Ocuilan, Félix Linares, llegó a un acuerdo con el presidente municipal suplente Vicente Rivera Fuentes, para dar continuidad a las acciones, programas e iniciativas del edil electo que perdiera la vida en un accidente aéreo hace unos días.

Y es que Rivera Fuentes estaba más cercano a Morena que al PRD, lo que tenía preocupados a algunos, por lo que la hija de Félix Linares, Vanessa Linares, pugnaba porque no le tomaran protesta como alcalde.

Lo malo es que acudió a la clásica siembra de dudas, que en este caso era muy grave, pues aseguraba que no estaban claras las condiciones en las que su padre falleció y, por lo tanto, había “intereses obscuros” en la premura con la que pretendía asumir la presidencia el suplente.

Incluso se aventuró a solicitar la intervención de autoridades mexiquenses en un asunto que corresponde a las del estado de Morelos, donde ocurrió el percance y la muerte del edil.
Decía que Vicente Rivera pretendía violar la ley al asumir el cargo, cosa que es completamente falsa, pues justo el marco legal le otorga ese derecho.

En fin, que hoy Vicente Rivera rendirá protesta como alcalde sustituto de Ocuilan, con el compromiso de darle seguimiento al trabajo de Félix Linares, incluso permanecerá su hija al frente del DIF, como él lo había dispuesto, lo que implica que hay verdadera voluntad política en el acuerdo, lo que celebramos, porque al final será de beneficio para los ciudadanos de ese municipio.

Por cierto, en la negociación hubo una figura que fue de peso para la conciliación, pues desde el principio impulsó el acuerdo, en lugar de la confronta y fue Omar Ortega, líder de la bancada perredista.

Bien por el diputado, porque consiguió no perder uno de los pocos bastiones que le quedan a su partido en el Estado de México, porque no están para perder espacios, eso está claro.

La pelea por el OSFEM

Ayer se cerró el plazo de registro de aspirantes para Auditor Superior es decir, titular del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México, el organismo que desde el Congreso mexiquense se encarga de auditar las cuentas de los gobiernos municipales y estatal y revisar la aplicación de los recursos públicos.

Resulta que a los de morena no les va a resultar tan sencillo imponer a su gallo, Miroslava Carrillo, pues al final 35 personas se inscribieron para participar en el proceso de selección, entre los cuales seguramente habrá más de uno capaz y con la experiencia necesaria.

Así las cosas, esto se pone interesante, porque deberán ser los méritos los que definan a la o el elegido, lo que pone a Miroslava Carrillo en una mejor posición, puesto que tiene ahora la oportunidad de ganarse el lugar por sus capacidades, sin lugar a que se diga que fue dedazo.

Con una participación tan nutrida, estaría más complicado cuestionar al ganador, ¿o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *