No al matrimonio igualitario, ni a la adopción a parejas del mismo sexo, señala vicario

Advirtió que no se debe legislar al vapor o porque exista presión social, y añadió que la iniciativa merece un análisis exhaustivo y detallado.

Karina Villanueva

Monseñor Guillermo Fernández Orozco, vicario general de la Diócesis de Toluca, reiteró su desacuerdo ante la probable legalización de las uniones civiles entre personas del mismo sexo, por parte de la LX Legislatura del Estado de México.

Consideró que dicha aprobación sería un “revés” para la figura de la familia. “Para mi es difícil aceptar esto, se puede entender, pero es un retroceso y lastimar a la familia; sin meternos en lo religioso ni moral, sino desde el punto de vista antropológico, el matrimonio es entre un hombre y mujer, y eso se ha visto desde siempre”.

Dijo que si bien, muchos consideran que avanzar en el tema es sinónimo de modernidad, y que es respetable la forma de pensar o la forma de vivir de cada persona, las leyes no deben ser para las minorías, sino para las mayorías.

Fernández Orozco señaló que hay otras formas donde se pueden reconocer los derechos de las parejas del mismo sexo, como la denominada sociedad de convivencia.

No a la adopción

Cabe referir que son tres las iniciativas que buscan la legalización del matrimonio igualitario en el Congreso local, una de Morena, otra más del Partido del Trabajo (PT), y la presentada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), esta última contempla el derecho a la adopción de menores a parejas del mismo sexo.

Al respecto el vicario general refirió que, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) establece que el derecho de un niño es tener un padre y madre, por lo cual afirmó no estar a favor de dicho supuesto. “No se les pueden dar en adopción a los niños, porque ¿a qué los llevas? nosotros como iglesia no estamos de acuerdo”.

Respecto a las mesas de diálogo que pretenden llevar a cabo los legisladores locales con distintos sectores de la población para determinar cuál es la iniciativa más idónea, y en la que invitarán a diferentes actores, el vicario de Toluca informó que ya ha habido contacto previo, pero señaló, habrá que ver si las condiciones son adecuadas y que se garantice un debate de altura con fundamentaciones y no por gustos.

No legislar al vapor

El representante de la Diócesis advirtió que no se debe legislar al vapor o porque exista presión social, y aunque la iniciativa está estancada desde hace una década, consideró que la misma merece un análisis exhaustivo y detallado.

“En ocasiones se exige tolerancia, pero hay algunos grupos en este estilo de vida (Comunidad LGBTI) que son muy intolerantes. A mí me parece que Toluca no está preparada para esto, que no se legisle al vapor, que sean conscientes y que no sea algo que imponga un partido político. La familia está muy lastimada, ojalá reflexionen los diputados”, finalizó.

“No sé qué argumentaciones de fondo antropológico o ético se tengan, si hay personas que consideran que ese es su estilo de vida, es respetable, cada quien dará cuentas al creador, pero eso no es un avance, se está lastimando y destruyendo, a esto hay que añadir que no se puede legislar por encima de los derechos de los niños”: Monseñor Guillermo Fernández Orozco, vicario general de la Diócesis de Toluca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *