No nos tomamos muy en serio: Jonas Brothers

Los integrantes del grupo, que están de vuelta con un nuevo disco, agradecen la seguridad que hoy tienen. 

Los propios Jonas Brothers lo reconocen: “Mucha gente pensó que nunca volverían a vernos de vuelta”, aciaga previsión que el tiempo ha mostrado errónea, pues los tres hermanos lanzan nuevo disco seis años después de su cacareada ruptura y tras poner los medios para que aquella sombra no vuelva a asomar.

“Ahora tenemos una visión clara de lo que queremos ser y hablamos mucho de ello. Entonces había secretos que no nos contábamos siquiera entre nosotros. No hablábamos de lo que sentíamos, porque teníamos un problema de sinceridad”, confiesa Joe, el de en medio, en una plática realizada en Madrid.

La razón es lanzamiento, el 7 de junio, de Happiness Begins (Universal Music), el álbum que toma el lugar de aquella quinta entrega que habría salido en 2013 bajo el título de V y que finalmente se canceló, como los veintitantos conciertos de ese tour.

Nick Jonas, el pequeño, fue quien dio un paso al frente para asumir que algo no funcionaba.

“Aquella conversación fue aterradora. Podría haber cambiado nuestra relación, que se hubiese vuelto terrible, pero no lo hizo. Siempre dijimos que la familia era lo primero y ese día dimos prueba de ello”, rememora.

Porque desde la firma de su primer contrato con Disney, que los convirtió en iconos adolescentes, su vida asumió un ritmo vertiginoso de discos y películas.

“La manera en la que todo discurría podría haber sido algo más peligrosa o tóxica, pero lo dejamos a tiempo para revisar nuestras prioridades y crecer como familia, de una forma más sana”, asevera Joe, al analizar las razones que les salvaron de convertirse en otro ejemplo de “juguetes rotos” de la industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *