Obesidad y sobrepeso, males relacionados con infertilidad en la mujer

Laura Velásquez

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), revelan que, en México el 75.6 por ciento de las mujeres mayores de 20 años vive con sobrepeso, lo que refleja la existencia de problemas endocrinólogos estrechamente relacionados con la infertilidad.

La obesidad y el sobrepeso son problemas que lamentablemente aumentan su incidencia año con año, lo que perjudica mucho más que la apariencia de una persona ya que afecta el funcionamiento general del cuerpo humano, así como la salud emocional. En México, las estadísticas son alarmantes. Adicional al panorama negativo, la fertilidad en hombres y mujeres también se ve seriamente afectada: en las mujeres, la obesidad se asocia a una alteración hormonal que puede incidir en la concepción y en el desarrollo de un embarazo sano mientras que, en los hombres, como un estado inadecuado de los espermatozoides, entre otros.

Infertilidad

Arturo Macotela, Médico Cirujano Ginecólogo, indicó, que las mujeres que padecen obesidad son más vulnerables a desarrollar infertilidad, incluso hasta tres veces más que una mujer con un índice de masa corporal saludable. Lo que prolonga el periodo de fertilización, aún con tratamiento de reproducción asistida.

El especialista, precisó que la obesidad tiene asociación con la infertilidad; sin embargo, no es un factor decisivo en todos los pacientes, de ahí la importancia de un estudio especializado y personalizado para identificar el factor que genere el impedimento de tener un bebé.  Al final, ambos aspectos probablemente pueden ser acompañados pero cada caso dictará un tratamiento y causa distinta.

Destacó que cada persona es diferente y si el embarazo se retrasa en un periodo mayor a un año sin uso de algún método anticonceptivo, es importante acudir al especialista de la fertilidad. Sostuvo que de esta manera se puede analizar las circunstancias individuales de cada pareja para orientar las recomendaciones, evitar la preocupación y con ello, lograr un embarazo sano y seguro.

“Las alteraciones generadas por la obesidad en las mujeres se traducen en desórdenes hormonales y altos niveles de insulina, provocados por un aumento del tejido graso especialmente a nivel abdominal, lo que ocasiona una alteración en el ciclo ovárico y el ciclo endometrial y, a su vez, desfavorece las condiciones para gestar al embrión”: Arturo Macotela, Médico Cirujano Ginecólogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *