Otra vez secuestran autobuses estudiantes de Tenería

El titular de Canapat consideró que las autoridades de seguridad no han sido cien por ciento eficientes en el actuar contra los normalistas de Tenería.

Karina Villanueva

El delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat) del Estado de México, Odilón López Nava, informó que una vez más, estudiantes de la Escuela Normal Rural Lázaro Cárdenas del Río, mejor conocida como “Tenería”, retuvieron 15 autobuses de diversas terminales del sur mexiquense, 10 de la empresa Flecha Roja, cinco de la línea TEO, así como cinco unidades más, dañadas en el trayecto.

“El miércoles en los encierros de las terminales de autobuses de Ixtapan de la Sal, Tenango del Valle, Tenancingo y Santiago Tianguistenco fueron secuestrados 15 autobuses, lo que equivale a perjuicios en el patrimonio de las empresas por 80 millones de pesos, con un cálculo de 950 mil pesos de daños que realizaron estos “normalistas delincuentes” de Tenería”.

En este sentido detalló que los operadores de esos 15 autobuses también fueron retenidos, lo que equivale a pérdidas de 180 mil pesos por dejar de laborar las unidades.

Ya denunciaron

López Nava informó que por estos hechos ya se realizaron las denuncias correspondientes.

“Esperamos que en próximos días el Poder Judicial a través de los jueces libere las ordenes de aprehensión correspondientes, lo que vemos es que los normalistas pueden transitar por el país sin tener ningún tipo de obstáculo, se trasladan con vehículos robados y nadie los detiene por ello”.

El titular de Canapat consideró que las autoridades de seguridad no han sido cien por ciento eficientes en el actuar contra los normalistas de Tenería, quienes dijo, actúan bajo una “impunidad y anarquía absoluta”.

El recuento

Puntualizó que, de enero a la fecha, contabilizan un total de 107 autobuses secuestrados y 16 denuncias por dichos actos. Tan solo en abril suman 2 millones 704 mil 383 pesos en pérdidas económicas.

Operadores

Dijo que los operadores de los autobuses retenidos, optan por obedecer a los estudiantes para no poner en riesgo su integridad, pese a que ello signifique la privación de su libertad y mantenerse en las instalaciones de la Normal Rural en condiciones precarias, sin comer, dormir y asearse.

“Muchos de ellos no solamente tienen compromisos de índole familiar, sino de salud como citas médicas que han tenido que perder, han sido golpeados, aunque la afectación no solo es física, también sufren de amenazas y daños psicológicos”.

Dijo que los choferes acudirán a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para exponer estos actos y que la misma, emita las recomendaciones correspondientes.

Llamado a la acción

El titular de Canapat hizo un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR), la Policía Federal, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y la Policía municipal de Tenancingo, misma que dijo ha sido rebasada y sometida por los estudiantes, a que tomen cartas en el asunto para sancionar a los normalistas involucrados en la retención de autobuses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *