Padres de Fátima confían en la justicia pero tienen miedo

Un juez con sede en Lerma determinó que no existen elementos para modificar la medida de prisión preventiva que solicitaron los abogados de uno de los presuntos feminicidas de la pequeña de 12 años de edad.

Karina Villanueva

Luego de que el miércoles, un juez del Poder Judicial del Estado de México con sede en el Distrito  de Lerma determinó que no existen elementos para modificar la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa impuesta a José Juan “N”, imputado por el feminicidio de Fátima, pequeña de 12 años, quien fue violada y asesinada en la comunidad de La Lupita, Casas Viejas, en el municipio de Lerma en febrero de 2015, los padres de la menor reconocieron dicha determinación, pero aseguraron que tienen miedo de que el presunto culpable no sea juzgado como se debe.

En entrevista para Heraldo Estado de México, Lorena Gutiérrez Rangel, madre de Fátima, señaló que ni ella, ni su esposo pudieron asistir a la audiencia, debido a que fueron notificados de la misma, el martes por la tarde, y toda vez que permanecen en otro estado de la República como medida de protección, les fue imposible asistir; sin embargo, informó que los abogados del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) estuvieron en la misma.

No existen dilaciones en el caso

En dicha audiencia, el juez estimó razonable que la medida cautelar de prisión preventiva, solicitada por los abogados del presunto agresor persista, ya que argumentó, no existen dilaciones en el caso, ni tampoco violaciones al principio de presunción de inocencia.

Asimismo, estableció que, al no conocer el domicilio del acusado, ni su actividad lícita, no es posible asegurar que no se sustraerá de la acción de la justicia, además de que está en riesgo la integridad de la familia de la víctima.

Ninguna medida sustituye la prisión preventiva

Al respecto la madre de Fátima dijo que en caso de que se hubiera concedido dicha determinación, lo más probable es que José Juan “N” intentará huir, lo cual consideró sería un retroceso al proceso de cuatro años en búsqueda de justicia.

Como parte de su fallo, el juez estableció que ninguna otra medida cautelar sustituye a la prisión preventiva oficiosa, ya que el delito de feminicidio es considerado como grave, además de probablemente fue realizado con dolo y en contra de una menor de edad.

Temor de que no haya justicia

Lorena Gutiérrez dijo que, si bien confía en la justicia mexiquense, los temores de que no haya una justicia total están presentes. Consideró que José Juan “N” debe ser juzgado con la pena máxima para el delito de feminicidio, que es la prisión vitalicia.

Aunado a lo anterior, señaló que el 3 de julio pasado la Comisión de Atención a Víctimas del Estado de México les informó, vía email, que el próximo 1 de septiembre les sería cancelada la medida de protección, ello a pesar de que la familia de Fátima (sus padres y dos hermanos) han sido desplazados en dos ocasiones; ante esta situación indicó el OCNF tomó las medidas pertinentes para evitar que eso suceda.

La madre de la pequeña recordó que en lo que va del presente año ha sido amenazada de muerte en siete ocasiones vía telefónica; asimismo lamentó que no haya respuesta acerca de su petición de contar con refugio humanitario de Canadá.

Finalmente comentó que hasta la fecha no les ha sido entregada la reparación del daño, derivada de las sentencias de Misael y Luis Ángel Atayde Reyes, quienes también participaron en el

“Lo que queremos es justicia, yo sé que ellos tres asesinaron a mi hija, yo no los tengo que convencer (a los jueces), yo sé que ellos asesinaron a mi hija, queremos una sentencia que marque un precedente de no repetición, no pueden estar asesinando a nuestras hijas de esta manera”: Lorena Gutiérrez Rangel, madre de Fátima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *