Peligro en El Nevado

Martha González

El titular de la policía municipal de Toluca, Roberto Valdés, dijo ayer, después de que fueron recuperados el actor Alejandro Sandí y el ciudadano francés Frederic Michel, que desde hace algún tiempo implementaron filtros de seguridad en El Nevado de Toluca, pero no han funcionado como esperaban, de manera que ahora buscará coordinarse con las mesas de seguridad de la región, incluida la de Tejupilco, que abarca el sur mexiquense, para tener acciones más certeras.

Le creemos a él y al resto de las autoridad, tanto municipales como estatales, que aseguran que harán un mejor esfuerzo para que casos como la privación ilegal de la libertad de estas dos personas no se repitan.

El tema preocupante es que hace ya tiempo que los vecinos de la zona, los comerciantes y ejidatarios que viven de cuidar el bosque, habían alertado que hay una banda dedicada al robo de vehículos, en particular camionetas, pero nadie puso la suficiente atención.

Ni las autoridades de seguridad del Estado de México ni las municipales de la región atendieron las señales de alerta, hasta que un personaje más o menos conocido y un extranjero fueron secuestrados –aunque no se ha oficializado el delito como tal-.

Así las cosas, estos delincuentes fueron de asaltar a los visitantes a robarles las camionetas y ahora a “levantarlos”.

Más o menos lo mismo ocurrió en la zona de los Arcos del Padre Tembleque, que tomó relevancia al ser nombrado patrimonio de la humanidad y aumentó el nivel de visitas de manera considerable, mismos que se convirtieron en blanco de la delincuencia.

Era sencillo, no oponían resistencia ni presentaban denuncias, ya que por no ser gente de la comunidad, preferían retirarse lo más pronto posible, prácticamente salir huyendo de la zona.

Así creció el problema hasta que un alto ejecutivo de Televisa fue asesinado en el lugar y entonces se volvió foco de atención.

Lo que no queda claro es cómo o por qué las autoridades deciden ignorar las denuncias y quejas de los lugareños, que son los que a diario palpan la situación de manera directa y prefieren esperar hasta que estalla el escándalo.

Hoy, las alarmas se encienden en El Nevado, uno de los sitios turísticos más visitados de la región dentro del Estado de México y esperamos que la respuesta sea inmediata, para redoblar la seguridad, porque la gente ahí no la está pasando bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *