Percepción de inseguridad, de mal en peor

Según la más reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) la población se siente más insegura que hace unos meses, ello a pesar de la esperanza de cambio que albergaban ante la llegada de los nuevos gobiernos federal, y municipales.

Karina Villanueva

“Cada día es más común escuchar comentarios de hastío o de reclamo contra las autoridades en materia de seguridad, no solo a nivel nacional, sino estatal y municipal, parece que, en lugar de ir mejorando, vamos de mal en peor, lo malo es que no se ve para cuando pueda mejorar esta situación”, afirmó Juan José Aguilar, taxista de la ciudad de Toluca, quien relata que en los primeros meses del año ha sido asaltado en dos ocasiones.

Como él, son decenas las voces que señalan que lejos de encontrar una mejoría como resultado de la aplicación de las estrategias de seguridad en el país y en el Estado de México, existe una desconfianza e incertidumbre constante al respecto.

Más del 70% de los mexicanos se sienten inseguros

Estas aseveraciones son respaldadas por la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) cuya medición del primer trimestre de 2019 revela que el 74.6% de la población de 18 años o más, considera que, en términos de delincuencia, vivir en su ciudad es inseguro.

Mujeres tienen más miedo

El 74.6% no representa un cambio estadísticamente significativo respecto a diciembre del año pasado, pero sí es estadísticamente menor al de 76.8% registrado en marzo del 2018. La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 79.6%, mientras que para los hombres fue de 68.3 por ciento.

Las demarcaciones con mayor porcentaje de personas que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron: Tapachula, Chiapas; Villahermosa, Tabasco; Cancún, Quintana Roo; Reynosa, Tamaulipas; Coatzacoalcos, Veracruz, y Ecatepec, en el Estado de México, con 96, 95.2, 93.3, 92.8, 92.6 y 92%, respectivamente.

Dichas cifras coinciden con las mediciones de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe), las cuales reflejan un aumento constante en el porcentaje de mexicanos que percibe a su estado como inseguro, al pasar de 66.6% en 2012 a 79.4% en 2018.

Las entidades en las que sus habitantes se sienten más inseguros son Tabasco (91.9%), Estado de México (91.8%) y Zacatecas (89.5%). Según la percepción de la seguridad pública, el porcentaje de la población de 18 años y más en el Estado de México ha percibido en ocho años una mayor inseguridad pasando del 83.9% en el año 2000 al 91.8% en 2018.

Percepción acorde a la realidad

Al respecto, Samuel Espejel Díaz González, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), consideró que el sentimiento generalizado proviene de los hechos delictivos que se observan en la cotidianeidad y de la creciente inseguridad.

“En términos generales la percepción es cierta, es totalmente entendible, los resultados de la encuesta van acorde con la realidad y persiste el sentimiento de inseguridad, e inclusive hay preocupación por parte de la población en la búsqueda de algunas alternativas propias para salvaguardar su integridad”.

La ENSU revela que el 64.2% de la población refirió haber visto o escuchado durante el primer trimestre de 2019 noticias de robos o asaltos de familiares o allegados; asimismo, durante el primer trimestre de 2019, el 66.4% de la población cambió su hábito de llevar objetos de valor por temor a ser víctima de la delincuencia.

El también consejero ciudadano de Seguridad Pública señaló que para nadie es ajeno que se vive un clima de inseguridad permanente, especialmente que el riesgo es en mayor medida para las mujeres.

Políticas públicas certeras

“Creo que es un tema que debe ser tomado en cuenta por las autoridades gubernamentales y por la misma sociedad, es decir, esta sensación de inseguridad debe de ser combatida o debe de ser disuelta con acciones más específicas en el combate en la delincuencia. Que la implementación de las políticas públicas pueda darnos un clima más estable”.

Espejel Díaz González consideró que la delincuencia no responde a cambios políticos, es decir, que aquellos que fincaron la esperanza de un cambio radical con la entrada de las nuevas administraciones, están en un error.

Coincidió con los resultados de la encuesta que señalan que el 32.8% de la población consideró que la delincuencia seguirá igual de mal en los próximos 12 meses, mientras que el 22% consideró que empeorará.

Policías municipales, las menos confiables

Según la ENSU, la población confía más en la Marina que en cualquier otra institución de seguridad con un 88.8%; seguido del Ejército con 86%; la Gendarmería Nacional con 74.3%; la Policía Federal con 67.7%; mientras que la Policía Estatal y la Policía Municipal son en las que menos confían los ciudadanos con 52.6% y 45.5%, respectivamente.

Al respecto, el experto resaltó que es necesario conocer qué tipo de policía tenemos, por qué no ha funcionado y cuáles son las áreas que se tienen que atender, así como las causas del incremento de la delincuencia, es decir, hacer estudios y análisis más centrados.

Participación como solución

Juan Pablo Villagómez Sánchez, diputado local por Morena, consideró que la percepción de inseguridad que tiene la población es consecuencia de 40 años de abandono de políticas públicas.

“Se descuidó la seguridad, se descuidó la educación, se descuidó la generación de empleos, eso se ve reflejado en la violencia que ahora tenemos. Es muy pronto para notar un cambio, son muy pocos meses desde que inició el nuevo gobierno, el país está desmantelado y es muy aventurado pensar que en unos cuantos meses se podrían solucionar las problemáticas que se generaron durante décadas”.

En este sentido dijo que nadie se siente seguro, pero exhortó a la población a sumarse a los diversos proyectos, pues dijo, no solo es tarea de los tres órdenes de Gobierno, sino de la sociedad en general colaborar para cambiar el panorama.

Al respeto, el vicepresidente de Seguridad del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (CONCAEM), Gilberto Sauza Martínez, señaló que el sector económico comparte la percepción de la población en general.

“La percepción de inseguridad no podía ser diferente a los números que registra el Sistema Nacional de Seguridad y las encuestas de percepción casi en todo el país. Es una situación complicada para el sector empresarial puesto que si hay asaltos en el servicio público afecta a nuestros colaboradores, si hay asalto a las empresas, afecta al bolsillo de forma directa, y si hay secuestros o extorsiones aún más”.

A la espera de la Guardia Nacional

Comentó que la Iniciativa Privada está a la espera de que las promesas del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respecto al funcionamiento de la Guardia Nacional para disminuir los índices delictivos, se hagan realidad.

El también titular de Coparmex en el Valle de Toluca, lamentó que no exista coordinación entre los tres niveles de gobierno en materia de seguridad.

“Esto no es un problema de un municipio, no es un problema de un estado, es un problema de todo el país, de nada sirve que se hagan bien las cosas en una sola región, si al final las demás regiones no están trabajando de la mano, me parece que es en donde no hemos visto un trabajo eficiente por parte de las administraciones”.

Sauza Martínez mencionó que las autoridades estatales y municipales son han podido implementar acciones de seguridad de alto calado, pues se mantiene a la espera de las funciones que habrá de asumir la Guardia Nacional, y así empezar a resolver el problema.

Afectaciones en corredor empresarial

Detalló que los municipios de Ocoyoacac, Lerma, San Mateo, Atenco, Metepec, Toluca y Zinacantepec son los municipios que preocupan al sector por ser los de mayor actividad empresarial.

“El robo a transporte público es el delito que más afecta al sector empresarial, es donde más nos aqueja el tema de inseguridad, nuestros colaboradores son los más afectados y ello repercute en que no estén al 100 %, empezamos a tener personas que no asisten por agresiones o violencia, y finalmente las personas trabajan para recibir un salario y si este les es robado, son afectados”.

Jóvenes perciben mayor inseguridad

El porcentaje de la población de 18 años y más en el Estado de México ha percibido en ocho años una mayor inseguridad pasando del 83.9% en el año 2000 al 91.8% en 2018.

“La delincuencia es una actividad que tiene otro tipo de inercias, y donde nosotros vemos el problema es en los modelos que se están proponiendo, por ejemplo, la Guardia Nacional, estas sustituciones llevan un periodo de tránsito. En México lo que hacemos es establecer modelos según cada gobierno, y el tránsito entre el diseño del modelo y su aplicación es mucho más lento de lo que esperamos y eso genera un vacío que es aprovechado por la delincuencia”: Samuel Espejel Díaz González, catedrático de FCPyS de la UAEMéx.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *