Piden gasolineros seguridad para pipas en carreteras

Este fenómeno se comenzó a presentar durante el desabasto de combustible a inicios del año, pero se ha observado un repunte durante las últimas semanas.

Karina Villanueva

Ante los recientes robos y secuestros de pipas cargadas de combustible que se han registrado es los estados de Michoacán, Querétaro y San Luis Potosí, el presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (Adigal) en el Valle de Toluca, Jorge Luis Pedraza Navarrete, llamó a las autoridades de los tres niveles de gobierno para reforzar la vigilancia en las carreteras que conectan al Estado de México con dichos lugares.

Señaló que este fenómeno se comenzó a presentar durante el desabasto de combustible a inicios del presente año; sin embargo, se ha observado un repunte durante las últimas semanas a causa del cierre de los gasoductos en la zona centro del país.

“Tenemos un foco rojo en cuanto al robo de las pipas, ya que ahora los ductos se encuentran cerrados, es por eso que estamos siendo muy enfáticos con la autoridad para que nos apoye. Nosotros seguimos trayendo combustible de Tula, Hidalgo y Querétaro, tenemos que estar rodando en las noches y esto es aprovechado por la delincuencia”.

Previsión

Explicó que, el modo de operar de las bandas delincuenciales tiene que ver con cerrar el paso a las pipas en las carreteras con el fin de secuestrar la unidad, llevarla a un lugar donde la descargan y posteriormente dejarla abandonada en algún paraje.

Pedraza Navarrete alertó que, aunque en el Estado de México aún no se reportan casos de este tipo, es indispensable enfocarse en la prevención, ya que dijo, por cada pipa robada, el empresario tiene pérdidas de entre 400 mil y hasta medio millón de pesos, lo que representaría un duro golpe para su economía.

“No hemos detectado todavía algo, pero no queremos ponernos un curita ya cuando tengamos bien cortado el dedo, por eso el llamado a las autoridades en materia de seguridad”.

El líder de Adigal explicó que los empresarios gasolineros, tienen que invertir hasta ocho o nueve horas de camino para poder trasladarse a cargar combustible a las terminales donde si están despachando; señaló que, prácticamente toda la gasolina que se reparte a la zona metropolitana es traída de las entidades antes mencionadas.

“Son muy altos los costos que esto representa, los empresarios llegan a invertir hasta el 30 por ciento de las ganancias al pagar las casetas de peaje, alimentos, sueldo de choferes, entre otros, además de que el traslado se realiza de noche y eso genera un mayor riesgo y gasto”.

Aumentan costos

El costo del combustible ha incrementado al menos en 0.25 centavos por litro, lo cual a simple vista no parece grave, pero advirtió que, de continuar así, es posible que se dé una escala en los precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *