Placas abandonadas

Martha González

El programa de re emplacamiento del gobierno mexiquense va viento en popa, después del mal trago inicial que les hizo perder el sueño por culpa del sistema a todos en Lerdo.

Lo cierto es que ese problema se originó por el exceso de éxito del programa, pues fueron demasiadas las solicitudes y el interés de los ciudadanos fue tan grande que sorprendió.

Ahora, la situación es distinta y en la secretaría de Finanzas presumen cuentas alegres, como por ejemplo que se han realizado poco más de 2.2 millones de trámites, de los cuales 1.1 millones se realizaron de manera gratuita.

Lo cierto es que el programa ofrece ventajas muy interesantes y claramente los mexiquenses se han interesado en ello.

El problema ahora es otro. Resulta que hay más de 5 mil placas sin recoger en poder del gobierno mexiquense, abandonadas en los módulos, por así decirlo.

Resulta que ese número de ciudadanos hizo el trámite completo, cumpliendo con la documentación correspondiente y los pagos que correspondían, incluso obtuvieron cita para recoger las láminas pero no fueron por ellas.

Eso significa que hay más de 5 mil autos que circulan en las calles mexiquenses de manera irregular, con las placas vencidas.

Lo peor, muchos de estos ciudadanos se verán en aprietos a la hora de verificar su auto –algunos ya lo han vivido- pues tenían dos meses para hacerlo a partir de que hicieron el trámite, tiempo que en muchos casos ya se ha vencido.

Así las cosas, si usted hizo el trámite y no ha recogido sus placas, hágalo, antes de que se meta en problemas.

Las mentiras de Polevnsky

Luego de que desde hace al menos un par de semanas Yeidckol Polensky, lideresa de Morena ha declarado fuerte y quedito que el proceso de elección de líder nacional y el resto de las elecciones internas locales se suspendían por no haber condiciones de civilidad, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia la desmintió.

En un comunicado, este organismo partidario de Morena señaló que hasta el momento no ha recibido algún documento que informa de manera formal de esto, además de que ni el Comité Nacional ni su presidenta en funciones tienen atribuciones para suspender nada.

Así las cosas, el alucine de Yeidckol Polvensky no pasará de ahí y la maniobra no le funcionó para frenar el proceso de elección.

Está visto que la mexiquense está dispuesta a todo para conseguir mantenerse al frente de Morena y al parecer aún tiene el apoyo presidencial.

En todo caso, la buena noticia es que los procesos locales también continúan, lo que significa que pronto habrá más estabilidad, porque después de la tempestad, viene la calma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *