Portal Político

Ceder la plaza

Martha González

Dicen por ahí que el PRI hasta cuando pierde gana y, para desgracia de los mexiquenses, parece que una vez más están por demostrarlo.

Resulta que Morena está por ceder espacios de mando y gran importancia al interior del Congreso mexiquense porque no tiene cuadros, ni especialistas ni gente medianamente preparada para cubrir perfiles.

Así las cosas, podrían ceder a las presiones para llenar los espacios con recomendados de otras fuerzas políticas, como Joel Cruz, a quien el PT pretende para cubrir el puesto de Vitorino Barrios en la Contraloría Legislativa.

El problema no es sólo que Joel Cruz no tiene idea, ni perfil ni experiencia en el tema, sino que la bancada petista incluso se ha dado el gusto de amenazar con dejar la alianza con Morena si no les reciben la propuesta.

Grave resulta que terminen por aceptar ante la carencia de una opción propia.

Lo peor, les pasa lo mismo en espacios como el Instituto de Estudios Legislativos (Inesle), Asuntos Legislativos, Administración o Comunicación Social.

Hay que decir que en este último caso, Morena si tiene al menos una persona que ha hecho muy bien el trabajo en los meses pasados pero por alguna razón no le dan el nombramiento y permiten que persistan los vicios de siempre.

Ya ha pasado bastante tiempo desde que asumieron la mayoría en el Congreso y aún no consiguen tener todos los hilos en la mano.

Han generado un vacío de poder que tarde o temprano será ocupado por sus adversarios, quienes poco a poco socavarán su autoridad.

Así, por mucho que Maurilio Hernández, líder de la bancada y el resto del grupo parlamentario tuvieran las mejores intenciones, los cambios de fondo serán difíciles.

No cabe duda que una cosa es ganar elecciones y otra muy distinta es mover el sistema burocrático, que a la larga es el que gobierna, el que decide y el que bloquea.

Si Morena no consigue posicionar gente que provenga de sus filas o con orígenes meramente ciudadanos que sí estén preparados, difícilmente estará en posición de cumplir las promesas que hicieron a los electores.

Si, por el contrario, ceden a las propuestas de otras fuerzas políticas, estarán entregando la plaza y esa sería la peor de las vergüenzas.

Asusta pensar lo que ocurre en los ayuntamientos, si en el Congreso, que es el centro de la política mexiquense, están en estas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *