Portal Político

Esperar la Cuenta Pública

Martha González

Las comparecencias terminarán esta semana y aunque ha habido muchos cuestionamientos, lo cierto es que han sido poco serios y mucho menos certeros. A los diputados les falta mucha información, más conocimiento y mucho más colmillo para poner a sudar verdaderamente a los funcionarios del gabinete estatal como se esperaría.

Sin embargo, luego de la Glosa del Informe viene la revisión de la Cuenta Pública, donde se supone que se revisan los números fríos, la realidad.

Ahora que los diputados despidieron a la cabeza del OSFEM porque aseguraron que solapaba los malos manejos de anteriores gobiernos mexiquenses, esperamos que la revisión de la Cuenta Pública este año sea verdaderamente seria y profunda pero, sobre todo, que si encuentran irregularidades, hagan algo más que señalarlas.

Ojalá que no nos salgan con que no pueden hacer nada porque tienen las manos atadas por una ley que no les dio tiempo de reformar.

Lo cierto es que hasta ahora el dominio de Morena en el Congreso le ha servido de poco a los mexiquenses en lo sustancial, ha sido más pan y circo que resultados reales.

Así las cosas, ya que en las comparecencias la mayoría de lo que hemos escuchado son preguntas mal planteadas y peor dirigidas, esperamos una revisión brillante y a fondo de la Cuenta Pública.

Demonios sueltos

Con eso de que se frenó el proceso para la renovación de la dirigencia nacional de Morena, junto con los locales, se puede esperar que los demonios sigan sueltos en todas direcciones al interior de es partido.

Quien sabe si la estrategia fue dilatar la elección con la intención de darle más tiempo a Yeidckol Polevnsky o es que ella no puede controlar a sus correligionarios para tener un proceso en calma.

En fin, sea como fuere, el chiste es que en el Estado de México se supone que también se pospondrá el proceso, lo que alarga la guerra de  guerrillas al interior del partido. Ahora el chiste será ver si la endeble unidad de Morena aguanta hasta la elección de nuevo líder

Crisis universitaria

Dice el líder de la bancada morenista, Maurilio Hernández, que la UAEMéx tiene más dinero del que el rector Alfredo Barrera acepta, solo que está en otras cuentas.

El rector dijo la semana pasada que la universidad está a punto del colapso y que otra vez no tiene recursos para enfrentar los compromisos de fin de año, o sea los aguinaldos.

Lo cierto es que la guerra de las universidades públicas parece ser por la supervivencia, mientras que el presidente López Obrador dice que no cederá.

Las perspectivas universitarias no son buenas, simplemente porque la crisis es profunda y añeja, mientras que todo indica que los presupuestos para el año siguiente serán más reducidos.

Ojalá que el diputado morenista esté en lo correcto y haya dinero guardado, porque de lo contrario, la crisis universitaria no hará más que agravarse.

Mientras, todos los mexicanos nos preguntamos donde está el dinero. Por qué antes alcanzaba para todo y ahora no hay recursos para nada, a pesar de que s supone que ya no hay corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *