Portal Político

Crisis penitenciaria

Martha González

Menudo lío en el que se metió la Secretaría de Seguridad del gobierno mexiquense cuando se le ocurrió mal informar acerca del deceso de un preso en el penal de Chiconautla.

Y es que hasta enviaron boletín del asunto, en el que aseguraban que la muerte del interno se debía a una sobredosis, pero luego, ante las denuncias de los familiares que aseguran que hay en el cadáver señales de tortura, la propia secretaria Maribel Cervantes tuvo que aceptar que hay dos custodios en proceso de investigación. Aún así insistió en que el fallecido sí había consumido alguna droga.

En todo caso, sirvió el mal cálculo en el proceso informativo -todos sabemos que en la era digital nada se puede ocultar- para que la secretaria insistiera en la necesidad de dar solución a los problemas en los penales mexiquenses, donde reconoció que el autogobierno es una amenaza grave.

Dice que el hacinamiento es tal que la disputa diaria entre los reos es por quienes deberán dormir de pie.

Obviamente con los dos penales que planea construir el gobierno estatal no se resolvería el problema, pero en mucho ayudará, pues lo cierto es que las cárceles están a reventar y así es poco probable mantener el orden.

Y es que las recomendaciones de Derechos Humanos señalan el poco o nulo avance en la materia, dadas las denuncias que reciben.

Así las cosas, entre los muchos pendientes presupuestales, ojalá que los diputados le den una mano al sector en los años venideros, porque la crisis del sistema penitenciario no puede postergarse más.

Información que salva vidas

Ayer el gobernador anunció que en los actos públicos de entrega de tarjetas del Salario Rosa el Cemybs instalará módulos de atención para mujeres que padecen violencia.

Tendrán a disposición en el lugar un abogado, un psicólogo y un trabajador social, para que las mujeres que lo requieran puedan tener el apoyo de manera inmediata y empezar con el proceso que a cada caso corresponda.

Vale la pena atender esta información, porque la violencia contra las mujeres es un mal que parece no tener freno, por lo que la ayuda y atención que pueda acercarse a las víctimas puede ser factor para salvar vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *