Portal Político

Mala información

Martha González

Todo indica que al interior de la Secretaría de Seguridad hay un problema de comunicación importante y podría afectarle de gravedad a su titular, Maribel Cervantes.

Recordará usted que en los días recientes esa dependencia difundió un boletín en el que señalaba que la razón de la muerte de un reo en el penal de Chiconautla era una sobredosis, cosa que la familia de la víctima desmintió después, al señalar que había en el cadáver señales de tortura.

Luego, la secretaria aceptó que dos custodios estaban bajo investigación por esos hechos y aseguró que ya habían sido presentados.

Sin embargo, la Fiscalía mexiquense señala que en realidad no hay ningún custodio presentado ante Ministerio Público.

Así las cosas, o la secretaria se equivocó o alguien le está dando información incorrecta, lo que resultaría muy grave.

Lo cierto es que su paso por la secretaría no ha dejado lo que pudiéramos llamar resultados brillantes. Es más, la incidencia delictiva en el primer trimestre del año ubica al Estado de México en el segundo lugar en homicidios.

Eso nos habla de que falta mucho por hacer en cuestiones de seguridad pública y la estrategia que ha planteado la secretaria no ha sido la más adecuada, porque ya debería tener resultados.

Sin embargo, habrá que darle tiempo a que sus planes fructifiquen, pero mientras tanto, le urge revisar su proceso interno de comunicación, porque no puede hacer declaraciones tan desafortunadas.

Gobiernos constructores

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que se declaró desierta la convocatoria para la construcción de la refinería en Tabasco, porque ninguna de las empresas postulantes podía asegurar cumplir con los costos y los tiempos establecidos por el gobierno federal.

Así las cosas, resulta que el propio gobierno de México se encargará de hacer el proyecto y llevarlo a cabo, una cosa que hace muchos años los gobiernos no hacen.

Es interesante este concepto, que obviamente tiene muchos riesgos. El principal, la falta de práctica, que podría generar un desastre.

Sin embargo, durante décadas nos hemos preguntado por qué los gobiernos no tienen personal capacitado para hacer el proyecto de sus obras y aplicarlo.

En fin, que si el presidente consigue que esto funcione, abrirá un espectro interesante en el que sería muy bueno que le siguieran el ejemplo los otros gobiernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *