Portal Político

Medidas poco populares

Martha González

Frente a la Contingencia Ambiental que fue establecida en los valles de México y Toluca, resulta que en Metepec y otras comunidades fue necesario amagar con multas millonarias a quien utilice fuegos artificiales.

Resulta que en estos días el festejo por el Día de San Isidro provocó, como cada año, la explosión de juegos pirotécnicos a gran escala en varios puntos del Valle de Toluca, en especial en Metepec, donde esta tradición es muy antigua.

Lo cierto es que los ciudadanos deben también poner de su parte para resolver este problema de contaminación en el que nos encontramos.

De hecho, en este tema, es la gente la primera responsable de la contaminación, con hábitos dañinos, como  el uso excesivo de vehículos, por ejemplo.

Desde el miércoles empezaron a circular mensajes en redes sociales que alertaban que las autoridades implementarían operativos en los que detendrían a los autos que no tuvieran verificación y serían llevados al corralón, de donde no podrían salir sin tener todos sus pagos en orden.

En ellos se trataba el asunto como si fuera una injusticia de la que deberíamos defendernos, cuando en realidad se trata sólo del cumplimiento de la reglamentación vigente a la que todo mundo ignora, incluidas las autoridades.

Además, la contingencia no es un asunto menor y afecta la salud de todos. En realidad, deberíamos estar a favor de estas medidas, pues lo que pretenden es cuidar de nuestra salud.

Ya el hecho de suspender clases por los niveles de contaminación del aire, es inédito y debería alertarnos de la gravedad del asunto.

Sin embargo, ayer en los operativos del ayuntamiento de Toluca, los automovilistas decían a la prensa que se trataba de puro “sacadero de dinero” y que no estaban de acuerdo con las medidas, aunque lo que les pedían los oficiales era cumplir con las reglas.

Esta crisis seguramente será el principio de la construcción de nuevas reglas para el cuidado del ambiente, cosa que es urgente y que claramente no será popular.

Ya está visto que lo ciudadanos no están de acuerdo con seguir las reglas, pero tendrán que hacerse a la idea y es ahí donde las autoridades encontrarán un doble reto.

Lo cierto es que los gobiernos estatal y municipales han postergado este tipo de medidas durante demasiado tiempo, hasta el punto en que ya no podemos cerrar los ojos.

Es este el momento de tomar medidas y la autoridad tendrá que enfrentar este problema, concientizar a los ciudadanos y hacer valer la ley, aunque a nadie le guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *