Portal Político

Pendiente ambiental

Martha González

Y resulta que en medio de la emergencia por la Contingencia Ambiental en el Valle de México, que luego se extendió al de Toluca, por fin el gobierno federal nombró titular en la Comisión Ambiental en la megalópolis, lo que debió ocurrir hace varios meses.

Lo cierto es que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido bastante lento en cubrir sus cuadros, lo que en muchos casos ha resultado en retrasos y parálisis gubernamental.

En esta ocasión, el titular de esta comisión llega a casi una semana de la contingencia ambiental mas grave que hemos vivido en varios años.

Así las cosas, habrá que ver que ideas aporta al trabajo que ya ha hecho el resto de las autoridades, que en realidad ha sido solo reactivo.

Lo cierto es que el verdadero reto vendrá después de la crisis, pues ya es momento de tomar medidas preventivas más efectivas.

La megalópolis requiere de un nuevo plan, que claramente deberá pasar por la búsqueda de alguna forma de retirar autos de circulación. Eso implica ordenar la forma en la que se transportan millones de personas dentro de la ciudad, más los que entran y salen de ella.

Hay mucho trabajo por hacer y la coordinación entre autoridades de los tres niveles de gobierno parece funcionar, al menos la presumen mucho. Ya veremos a la hora de tomar decisiones y medidas poco populares, cuando alguien tendrá que asumir el costo  político.

De atribuciones y responsabilidades

Por cierto de costo político, a la alcaldesa de Metepec, Gaby Gamboa, le cayeron muy de peso las imágenes de su municipio literalmente encendido por los fuegos artificiales por la fiesta de San Isidro en plena contingencia ambiental que circularon por redes sociales y fueron difundidas por medios de comunicación por todo el país.

Y es que las reacciones de la gente ante tales imágenes fueron de total rechazo y reclamo a las autoridades locales por la falta de control.

Así las cosas, parecía muy molesta ante las preguntas de los reporteros al respecto de este tema y terminó equivocarse al responder que ese era un tema de la “ley federal”.

Lo cierto es que los ayuntamientos son los encargados de dar los permisos para este tipo de festejos y, por lo tanto, era su responsabilidad. Es cierto que no podía adivinar que habría contingencia ambiental, pero sí podía platicar con sus vecinos a la hora que ésta fue establecida y negociar que detuvieran la quema de tanta pólvora.

Es lógico que la falta de experiencia puede jugarle malas pasadas a cualquiera, pero es de sabios reconocerlo y mejorar. Esperemos que la alcaldesa, ya con calma, averigüe acerca de sus atribuciones y responsabilidades, para que no vuelva a pasarle una cosa como esta, pero sobre todo, para que pueda dar a sus gobernados la respuesta inmediata que merecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *