Portal Político

Discutir el impacto ambiental

Martha González 

Hoy la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno federal publica una convocatoria para la reunión pública de información para el proyecto de construcción del aeropuerto mixto civil-militar en Santa Lucía.

La intención de esta reunión es exponer el proyecto y los aspectos técnicos ambientales que este contempla pero también escuchar las propuestas y observaciones de terceros.

La convocatoria está dirigida a instituciones académicas, investigadores, agrupaciones sociales y productivas, ONGs, y la sociedad en general, mientras que en las bases señala que los interesados deberán registrarse con anticipación, puesto que sólo podrán intervenir los 30 primeros en cumplir con las bases. A la presentación de los participantes externos les dedicarán cinco horas, según se informa en la convocatoria, que incluye orden del día. La reunión será el 30 de mayo en Zumpango.

Parece que el gobierno federal está decidido a tomarse muy en serio el tema del impacto ambiental, para no darle armas a los contrarios para que se opongan, como ya lo ha repetido hasta el cansancio el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Estaremos muy atentos para conocer en detalle de este proyecto y lo que los sectores externos tienen por decir.

Por un ambiente limpio

Ayer el gobierno del estado y el municipal de Toluca, al mismo tiempo, aunque no en coordinación, iniciaron medidas para el cuidado del medio ambiente en el Valle de Toluca.

Mientras el gobernador Alfredo del Mazo anunciaba que por primera vez esta región del estado se integraba a las medidas del plan por contingencia ambiental, el alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez iniciaba operativos en diversos puntos de la capital mexiquense para revisar que los camiones de transporte público cumplieran con la verificación vehicular y sacar de circulación taxis foráneos y colectivos.

Es bueno ver que nuestras autoridades se toman en serio el problema de contaminación del Valle de Toluca, que es grave y requiere atención urgente.

Sin embargo, es necesario que todo plan se aplique de la manera adecuada, porque no podemos convertir a la ciudad en el escenario de una guerra sin cuartel entre transportistas y policías.

Ayer vimos imágenes de los policías cuando agredían a los taxistas, cosa que, desde cualquier perspectiva, es dañino para el gobierno municipal y, sobre todo, para las buenas acciones que pretende implementar en beneficio de todos.

El argumento de defensa desde la autoridad es que los policías respondieron a las agresiones de los taxistas, cosa que no dudamos, pues tampoco está ese sector lleno de blancas palomas.

Sin embargo, la policía municipal pierde autoridad y credibilidad con una respuesta violenta, que sólo demuestra su falta de capacidad para controlar a los agresores de manera profesional y de enfrentar una situación de tensión. Los operativos deben continuar, de eso no hay duda. La cosa es que no conseguiremos mucho avance si el conflicto se dirime a golpes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *