Portal Político

Guerra contra ambulantes

Martha González

El alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez sigue decidido con los operativos para regular el comercio, ahora con los ex ambulantes de las plazas astronómicas Carlos Gómez y Amador López.

Recordará usted que, en la eterna lucha contra el ambulantaje, la ex alcaldesa de Toluca, Martha Hilda González Calderón, hoy secretaria del Trabajo, inició con el proyecto de estos sitios con la intención de retirar a los vendedores de las calles y darles un lugar digno y seguro para trabajar.

En aquella época se le llamó el Patio el Sabor y empezó con la renta de un terreno –por cierto carísima-.

En la siguiente administración se construyeron las plazas que hoy conocemos y que en realidad no consiguieron el éxito que prometían.

Nunca se logró que todos los locales fueran ocupados y las ventas eran muy limitadas, sin embargo, los vendedores que ahí trabajaban ya habían conseguido estabilizarse y la cosa parecía progresar.

Sin embargo, ahora el ayuntamiento dice que había serias irregularidades en el manejo administrativo y que la organización Unión Cuauhtémoc Alameda Central se estaba apropiando de las plazas, que en esencia son propiedad del ayuntamiento.

La cosa es que ayer, literalmente, madrugaron a los comerciantes y cuando llegaron a sus lugares de trabajo ya no pudieron entrar.

Ellos alegan que desde el inicio de esta administración se acercaron a la autoridad en busca de comunicación para saber cuál sería la forma de trabajo, sin obtener respuesta hasta el momento.

Todo indica que no habrá manifestaciones ni pleitos, pues los comerciantes solo quieren encontrar la forma de volver a trabajar, o al menos eso dicen.

Lo cierto es que el alcalde ha demostrado que está decidido a limpiar el comercio irregular y que la guerra es contra la organizaciones.

Libertad de expresión y respeto

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer al periodista Ricardo Rocha que la información publicada por Reforma que señala los nombres de periodistas que habrían recibido dinero público durante el gobierno de Enrique Peña fue entregada por orden del instituto de transparencia.

En la conferencia mañanera, el periodista le cuestionó que su gobierno lo señalara –con información parcial, por decir lo menos- como corrupto cuando el dinero que señala la publicación fue un pago por servicios contratados para hacer una campaña y no una dádiva para “comprar conciencia editorial”.

El presidente insiste en que respeta la libertad de expresión y que no tiene intenciones de censurar a nadie, sin embargo, desde la campaña ha hecho señalamientos en contra de quien lo critica.

Tacha a la prensa que no le acomoda de pregonera de la oposición y pone los periodistas en la misma bolsa que los corruptos cuando no le aplauden.

Vale decir que la prensa libre es indispensable para el desarrollo de una democracia sana. No es útil solo para los periodistas, sino que es imprescindible para la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *