Portal Político

Decisiones políticas

Martha González

El ya del reemplacamiento está que arde, luego de que los diputados morenistas fueron sancionados por su partido por aprobar ese cobro al gobierno mexiquense, pero no solo por eso.

Y es que ya los ciudadanos tenía rato que le reclamaban a los legisladores por esta aprobación, que los tiene muy molestos.

No sólo en redes sociales, sino de manera directa, los reclamos han sido fuertes y más de uno ha tenido que dar la cara.

Ahora, para tratar de recomponer, pretenden que el gobierno del estado eche atrás el programa, o al menos minimizarlo con descuentos y exenciones para contribuyentes cumplidos.

El caso es que ya el ingreso por el cobro de ese impuesto está considerado en el presupuesto, por lo tanto, no puede ser eliminado o afectaría los proyectos de todos, tanto del gobierno estatal como de los municipales.

Los integrantes de la bancada de Morena no pueden ahora echarse para atrás, en especial cuando han argumentado que el voto a favor fue por convencimiento, pues consideraron que los resultados serían positivos para los mexiquenses.

Pretender que el gobierno les subsane el problema no solo es injusto, sino incoherente.

En todo caso, ahora todos están en el lío del reemplacamiento, pues el voto de los diputados le dio sustento al proyecto del Ejecutivo. Con las sanciones de Morena surgen los cuestionamientos y ahora el proyecto en si pierde credibilidad.

Es claro que los conflictos internos de ese partido empiezan a afectar el interés de los ciudadanos, a los cuales deben responder los diputados en primera instancia.

Tal vez creen que presionar al Ejecutivo para que detenga el reemplacamiento los pondrá en mejor posición frente a su dirigencia o que los ciudadanos dejarán de reclamarles.

Sin embargo, lo que ahora les corresponde es afrontar la responsabilidad por las decisiones que tomaron a la hora de votar, pues tuvieron argumentos de peso para hacerlo.

Si su partido difiere y decide sancionarlos por ello es una cuestión que les toca enfrentar en ese escenario.

Uno de los grandes vicios del PRI era que todas las decisiones las tomaban con argumentos y razones políticas, aunque en el ámbito de la administración de recursos no tuvieran lógica.

Morena no debería cometer ese error y menos con tan poco tiempo en el poder.

Por cierto que, mientras los diputados buscan la puerta de salida y el Ejecutivo defiende su proyecto, todos esperamos las reglas de operación de este programa que fue aprobado hace seis mese ya. Parece que eso de las reglas de operación no es una de las pericias del personal del gobierno mexiquense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *